Cargando contenido

El togado será procesado por la exigencia de millonarios sobornos para desviar investigaciones.

MAGISTRADO MALO
El magistrado de la Corte Suprema, Gustavo Malo es investigado por el escándalo del 'cartel de la toga'.
Colprensa

Por los delitos de concierto para delinquir, prevaricato por acción y cohecho propio sería acusado ante el pleno de la cámara de Representantes el magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Malo Fernández por su participación en el denominado 'cartel de la toga'. 
 
La Comisión de Investigación del Congreso de la República ya tendría listo el escrito de acusación contra el magistrado, y en los próximos días sería presentado ante la mesa directiva de la Cámara de Representantes. 

El próximo 16 de marzo, día en que se renuevan las funciones del legislativo, se entraría a estudiar el pleno apruebe o desapruebe la calificación de la Comisión de Acusación. 

El representante Edward Rodríguez, durante el cierre de la etapa probatoria, aseguró que la Comisión decidió cerrar la investigación contra el magistrado Gustavo Malo por tener las pruebas suficientes que lo podrían vincular con los anteriores delitos, "auto que fue notificado a las partes, con el fin de entrar a calificar el mérito sumarial”.  
 
Sin embargo, la defensa del magistrado Malo indicó que no existe ningún elemento que determine su culpabilidad dentro del escándalo de la justicia. 
 
“En este momento hay una imputación parcial, ni siquiera estamos imputados, luego no creo que la Comisión de Acusación tenga herramientas para poder pensar que vayan a llevar a plenaria la solicitud de acusación”, manifestó el abogado Álvaro Pérez, quien defiende al magistrado Malo. 

El togado es investigado por presuntamente haber recibido millonarios sobornos para desviar investigaciones penales que adelantaba su despacho contra aforados. 

Uno de los principales casos es el pago de 2.000 millones de pesos que le habría hecho el senador Musa Besaile para tumbar una orden de captura en su contra en el proceso que se le adelantaba por 'parapolítica'.  

"Se pagaron 2600 millones de pesos"

El representante investigador, Edward Rodríguez manifestó que la Comisión de Acusación tiene la certeza que hubo un pago por unos 2600 millones de pesos en los procesos que se llevaban en el despacho del magistrado de la Corte Gustavo Malo contra los excongresistas, Musa Besaile y Álvaro Ashton.

Según los senadores estos dineros fueron pagados presuntamente por los excongresistas para buscar dilatar o archivar las investigaciones que se adelantaban en su contra. 

“Procesos que se tramitaron en al Corte Suprema de Justicia contra los excongresistas Musa Besaile y Álvaro Ashton que cursaron trámite en el despacho de Gustavo Malo hubo un pago de dineros en un caso de 2000 millones y en otro de al menos 600 millones, para que no se continuará con el trámite natural de los mismos, Ya sea para evitar órdenes de captura, para buscar archivos, o simplemente para dilatarlos y buscar en un futuro una posible prescripción”, afirmó Edward Rodríguez.

“De la valoración que hizo la Comisión de acusación de las pruebas se reitera que serios indicios de la responsabilidad de Malo Fernandez en la conformación de un grupo de entre funcionarios Como particulares con los cuales se concertó para afectar procesos de aforados que se tramita en sede de única instancia”, aseguró Edward Rodríguez.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido