Cargando contenido

-La Corte Suprema ratificó la condena contra tres dirigentes políticos que recibieron apoyo económico de las AUC.

Paramilitares
Colprensa

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena en contra de tres dirigentes que entre los años 2000 y 2006 se comprometieron a apoyar el proyecto 'Por una Urabá grande, unida y en paz' ideado por el comandante del Bloque Elmer Cárdenas de las Autodefensas Unidas de Colombia, Fredy Rendón Herrera, alias 'El Alemán'.

El objetivo de este "proyecto" era apoderarse de la administración pública en diferentes municipios. Para esto, las AUC contaron con el apoyo de varios líderes políticos que avalaron los ideales, promoviendo los intereses del Bloque con el fin de lograr un apoyo a las elecciones locales. 

Lea además: Condena por falsos positivos reveló alianza entre Ejército y paramilitares

El alto tribunal no aceptó los argumentos de la defensa de Gustavo Germán Guerra Guerra, Jairo Alberto Banquet Páez y Jorge Mario Monsalve para tumbar la condena impuesta por su responsabilidad en el delito de concierto para delinquir en la promoción de grupos armados al margen de la ley.

Gustavo Germán Guerra Guerra aspiró con el apoyo de las AUC a la alcaldía del municipio de Arboletes en los años 2000 y 2003. Pese a que no ganó, fue designado como secretario de Gobierno de dicho municipio y estuvo en la Unidad Técnica Legislativa del congresista Manuel Darío Ávila Peralta, quien fue condenado por parapolítica.

Guerra Guerra igualmente intentó fundar una cooperativa de seguridad para la región llamada 'Asivida', sin embargo su licencia de funcionamiento le fue negada en junio de 2006.

Lea también: Condenan a exjefes paramilitares por crimen de sindicalistas en el Magdalena Medio

El periodista Jairo Alberto Banquet Páez tuvo el apoyo en su candidatura para la Alcaldía de Apartadó en el año 2003. Perdió las elecciones, sin embargo fue contratado para que hiciera parte de la URL del senador Rubén Darío Villalba Villada, quien fue sentenciado por parapolítica.

A Banquet Páez alias 'El Alemán' le ordenó conseguir equipos de comunicación y adelantar el respectivo montaje de una emisora que tenía como objetivo promocionar a la organización armada ilegal en el Urabá antioqueño.

Mientras que Jorge Mario Monsalve Vásquez sí logró el número de votos suficientes para la alcaldía de Arboletes para el periodo 2001-2003. El candidato recibió un importante apoyo económico y "una vez ostentando tal dignidas, plegó la función pública a los fines de este grupo armado al margen de la ley".

La casación

Después de ser sentenciados por el juzgado primero especializado de Bogotá y la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá, los tres procesados pidieron la revisión del caso indicando que se había presentado una irregularidades cuando se fijó la condena. 

Igualmente resaltaron que no se les puede establecer un agravante puesto que no eran servidores públicos cuando se presentaron los hechos materia de investigación.

Frente a esto, la Corte Suprema de Justicia determinó que el solo hecho de haber postulado su candidatura con el apoyo de grupos armados ilegales representa un agravante puesto que ha habían puesto el servicio de sus eventuales alcaldías al proyecto político paramilitar.

Le puede interesar: Fiscalía llamó a juicio a exdirectivos de Chiquita Brands por financiar paramilitares

"No tuvieron en cuenta que el comportamiento de cada uno de los sentenciados tuvo una estrecha relación con las funciones de los cargos públicos que desempeñaron", precisó el fallo de la Sala Penal.

En este punto recordó que Gustavo Germán Guerra fue sentenciado por haber representado al Bloque Elmer Cárdenas como secretario de Gobierno del municipio de Arboletes, mientras que Jorge Mario Monsalve fue candidato y alcalde de dicha población "en nombre de la banda criminal".

En el caso de Jairo Alberto Banquet as manifiesta que estuvo vinculado a la UTL de un congresista "gracias a las Autodefensas (...) No hay duda, entonces, de que en razón de su alianza con el Bloque Elmer Cárdenas desempeñó funciones de servidor público".

Debido a esto el alto tribunal dejó en firme las sentencias de siete años y siete meses de prisión, así como al pago de una multa  de 6.600 salarios mínimos legales vigentes.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido