Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

GRAFITERO
Cortesía

En la noche del 19 de agosto de 2011, el patrullero de la Policía Metropolitana de Bogotá, Wilmer Antonio Alarcón le disparó por la espalda y sin justificación alguna al joven Diego Felipe Becerra Lizarazo.

Los trágicos hechos se registraron muy cerca de la Avenida Boyacá con calle 116 en el noroccidente de Bogotá. Todos los años, en las bases y a lo largo puente vehicular que se encuentra en la zona familiares, amigos y artistas se reúnen para pintarlo y exigir justicia.

Este año no fue la excepción, y en el mismo lugar donde hace siete años se inició una persecución que todavía es motivo de investigación, el rostro de Diego Felipe Becerra fue trazado con el efecto único que tiene el aerosol.

La pintura y los colores se plasmaron en el cemento. ‘Félix El Gato’ hizo su aparición, el mismo felino que dibujaba sin parar el joven artista urbano de 16 años.

El patrullero Wilmer Alarcón fue condenado en enero de 2016 a 37 años de prisión. Sin embargo, el uniformado había sido dejado en libertad dos días en el marco de otro proceso penal por vencimiento de términos.

Dos años después, el patrullero Alarcón sigue siendo un prófugo de la justicia.

Fuente

RCNradio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.