Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Aida Merlano
Aida Merlano
Facebook Aida Merlano

La defensa de la senadora electa Aida Merlano estudia instaurar una acción de tutela para que se le permita a su cliente posesionarse como congresista de la República, esto pese a estar privada de su libertad por el escándalo de compra de votos.

Así lo reveló a RCN Radio el abgado Silvio San Martín, quien defiende los intereses de Merlano. El jurista aseguró que se le están vulnerando los derechos fundamentales a la congresista electa tenga. 

La Corte Suprema de Justicia negó el permiso a Aída Merlano para dirigirse el pasado viernes 20 de julio al Capitolio Nacional y posesionarse como senadora de la República, lo que le podría conllevar a la perdida de su curul en el Congreso. 

La negación para posesionarse en el Congreso hace parte de la misma providencia en la que ese mismo alto tribunal la llamó a juicio por delitos relacionados con la compra de votos y constreñimiento al sufragante en los pasados comicios legislativos. 

Igualmente, anunció que de manera simultánea solicitarán al Congreso el aplazamiento de la posesión en el cargo como senadora mientras se toma una decisión de fondo frente a acción de tutela.

“Se le está negando un derecho, es su deseo de posesionarse, pero se lo están impidiendo sin que se tenga un argumento válido, porque ella tiene sus derechos fundamentales ya que no tiene una condena a la fecha para sostener que esté inhabilitada”, indicó San Martín.

Según el jurista, el propio Consejo Nacional Electoral no acogió la solicitud que realizó en su momento la Procuraduría General y por el contrario le otorgó la credencial  como senadora. 

El abogado explicó que en este caso la tutela buscaría que se le protejan al manejos tres derechos que se le están vulnerando: igualdad frente a los demás servidores públicos electos por voto popular, el derecho a la debido proceso y a la presunción de inocencia y el derecho a elegir y ser elegida (Artículos 13, 29 y 40, respectivamente de la Constitución Política).

"No puede ser simplemente una consideración inhabilitar, o simplemente un acto de moralidad o de ética y decirse que eso es antiético e inmoral y debemos negar (el permiso para que se posesione). Debe de haber una sentencia, debe de haber una decisión judicial que lo impida, debe de haber una norma que lo prohíba, pero no se lo pueden inventar”, explicó el jurista.

En este sentido explicó que “si, ella tiene, por ejemplo, el derecho a que la desplacen a una clínica si se encuentra en una condición que afecte su estado de salud en ese caso amparando su derecho a la vida, ella también tiene un derecho a su actividad laboral y adicionalmente tiene derecho a elegir y ser elegida y por ende puede tener derecho a su posesión”.

El abogado recordó que de acuerdo con el artículo 183 de la Constitución establece que tras no haber tomado posesión el pasado el pasado 20 de julio, Merlano tendría ocho días hábiles para cumplir con ese requisito para asumir el cargo para el que fue elegida. 

Agregó que la defensa también estudia la posibilidad de solicitar que se autorice por parte del Congreso de la República que la posesión como senadora la pueda realizar en la cárcel el Buen Pastor o en una clínica debido a los problemas de salud que ha venido presentando Merlano. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.