Cargando contenido

Martha Lucía Pinilla Díaz aceptó los delitos de soborno y fraude procesal por el favorecimiento.

SILVIA GETTE
La exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe, Silvia Gette Ponce.
Colprensa

El juez 30 de conocimiento de Bogotá condenó a cuatro años y nueve meses de casa por cárcel a la ex investigador del CTI de la Fiscalía, Martha Lucía Pinilla Díaz por haber favorecido a la entonces rectora de la Universidad Autónoma del Caribe, Silvia Gette Ponce por el delito de soborno.

Lucía Pinilla aceptó su responsabilidad en los delitos de soborno y fraude procesal, reconociendo que le entregó dinero a un grupo de paramilitares con el fin de que estos inculparan por el crimen del ganadero Fernando Cepeda a María Paulina Ceballos, esposa de la víctima. 

El juez indicó en el fallo que la ex funcionaria de la Fiscalía “buscó las declaraciones de Rafael Julio Peña, alias 'Chiqui'; Eliécer Ramón Orozco, alias 'Cochebala'; y Sergio Barrios Alemán, alias 'El Zaya'”, a manera de complot contra María Paulina Ceballos para que esta fuera vinculada por el crimen de Cepeda". 

En ese sentido añadió que "los sobornos fueron ordenador la exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe Silvia Gette Ponce quien era investigada por el homicidio, pero pretendía de los ex paramilitares que cambiaran los testimonios ante las autoridades sobre lo ocurrido”. 

Para el juzgado quedó claro que las intenciones de Gette Ponce eran las de desviar la atención de las autoridades sobre ella, como autora intelectual del crimen de Fernando Cepeda Vargas y vincular a otras personas. 

El asesinato del ganadero fue cometido por grupos de autodefensa en ciudad de Barranquilla en agosto de 2003, por este hecho fue condenado el abogado Arcadio Martínez, defensor de confianza de Gette Ponce y quien intentó sobornar al exjefe paramilitar Édgar Ignacio Fierro, alias 'Don Antonio', en nombre de la ex rectora de la Uniautónoma del Caribe para que cambiar su versión ante la Fiscalía sobre el crimen.

El juez reprochó además la actitud de la ex investigadora porque en su afán de manipular el proceso penal, fue participe de amenazas de muerte en contra de la Fiscal asignada al caso por el crimen de Fernando Cepeda, e incluso hizo incurrir en error a un funcionario de la Fiscalía quien le asignó un esquema de protección a la ex investigadora, luego de denunciar presuntas amenazas en su contra pero que no eran ciertas.   

Martha Lucía Pinilla Díaz permanecerá bajo detención domiciliaria, no podrá ejercer cargos públicos en lo que cumple la sentencia. Igualmente fue sentenciada a pagar una multa cercana a los 100 millones de pesos como sanción adicional.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido