El exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General deberá pagar una multa de 31 mil salarios mínimos.

LUIS GUSTAVO MORENO
Colprensa

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó a tres años y medio de prisión al exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General, Luis Gustavo Moreno. 

En la sesión celebrada este miércoles, los magistrados aceptaron la ponencia presentada por Luis Antonio Hernández, quien advirtió que Moreno aceptó de manera anticipada su responsabilidad en los delitos de concusión y utilización indebida de información privilegiada.

Igualmente se consideró que el exfiscal anticorrupción ha colaborado con las autoridades judiciales entregando información en diversos procesos judiciales, entre los que se encuentran el denominado 'cartel de la hemofilia' en Córdoba, el 'cartel de la toga' que involucra a varios magistrados de ese alto tribunal e incluso el caso Odebrecht.

En la condena se le ordena pagar a Moreno una multa de 31 mil salarios mínimos legales vigentes. En la audiencia de verificación de allanamiento a cargos, el exfuncionario del ente investigador le pidió perdón al país, a sus familiares y a la Fiscalía.

“Con dolor y vergüenza acepto mi responsabilidad (...) Mucho antes de que se conocieran los cargos, he manifestado ante la opinión pública mi interés en colaborar (...) Porque el hecho de que hubiera guardado silencio hasta la audiencia de imputación me hubiera evitado la exposición a la picota pública", expresó durante la audiencia en la Corte Suprema. 

La Sala además le impuso una inhabilidad de dos años y 10 meses para ejercer cargos públicos, y no le concedió la suspensión condicional de la penal ni una prisión domiciliaria.

Moreno se encuentra actualmente privado de su libertad en una guarnición militar en el norte de Bogotá a la espera de su extraditado a Estados Unidos donde es requerido por el delito de conspiración para lavar activos con el fin de promover el soborno y la corrupción en Colombia.

Frente a esto la Corte señaló que “Moreno comience a descontar la pena de prisión, una vez se defina su situación en el juicio que adelanta la Corte del Distrito Sur de Florida”. 

El proceso contra Moreno

El 27 de junio de 2017, Moreno fue capturado por agentes del CTI en su oficina ubicada en el búnker de la Fiscalía General señalado de haberle solicitado una millonaria suma de dinero al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus con el fin de desviar las investigaciones que se adelantaban en su contra por casos de corrupción durante su administración.

El entonces fiscal anticorrupción se habría reunido en un apartamento en el norte de Bogotá con Lyons y el abogado Leonardo Pinilla -capturado por estos hechos- para manifestarle al exmandatario departamental la necesidad de entregarle esa alta suma de dinero con el fin de afectar el proceso en curso que se adelantaba en su Unidad.

Al ver que Lyons no tenía la voluntad de pagar este soborno, Moreno empezó a citar ruedas de prensa para señalar públicamente al exgobernador de casos de corrupción y entregar información pública sobre los detalles de la investigación. 

“Desde al menos el 11 de abril y el 5 de junio de 2017 Moreno entregó a los medios de comunicación información relacionada con Lyons procedente de los casos que se adelantaban contra el señor (Jesús) Henao, que no era de conocimiento público, con la finalidad de presionar el pago”, señaló la Fiscalía General en el escrito de acusación. 

El fiscal delegado ante la Corte Suprema, Jaime Camacho aseguró en la presentación de la acusación en que “Moreno conocía las funciones propias del cargo. Abusó de ellas y del cargo conscientemente con voluntad dirigida a exigir dádivas”.

En un centro comercial en Miami (Estados Unidos), Moreno se reunió con Lyons. En esa oportunidad recibió más de 100 mil dólares en efectivo. Este dinero hacía parte del acuerdo que había pactado con el exmandatario departamental para aplazar la imputación de cargos en su contra por el 'cartel de la hemofilia' y desviar las otras investigaciones.

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido