Cargando contenido

Juan Carlos Sánchez fue hallado responsable del abuso de centenares de niños.

LOBO FEROZ
Colprensa

En fallo de primera instancia, el juezgado noveno de conocimiento de Barranquilla condenó a 60 años de prisión a Juan Carlos Sánchez, más conocido como 'Lobo Feroz' por su responsabilidad en el abuso sexual de más de 280 niños. 

Sánchez fue hallado responsable de los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, actos sexuales con menor de 14 años, acceso carnal violento y pornografía infantil.

En contextoDeportan a 'Lobo Feroz', procesado por abuso de niños

La Fiscalía General aseguró que se trata de una "condena ejemplar" contra un hombre que representa un peligro para la sociedad, la seguridad de las víctimas que son menores de edad y porque existe un riesgo de fuga. 

Los asesinos más despiadados de la historia

En la sentencia, el juez tuvo en cuenta la gravedad de los hechos presentados en contra de Sánchez, quien habría abusado de centenares de menores de edad en Bogotá, Barranquilla y varios municipios del Atlántico. 

El hombre grababa estas violaciones y vendía el material a una red de pedófilos en la web, donde se presentaba con el nombre clave de 'Lobo Feroz'.  

En septiembre de 2018, Sánchez Latorre aceptó ante un juez su responsabilidad en dos casos de abuso sexual que le imputó la Fiscalía General de la Nación.

Lea además: El Lobo Feroz: La vida se me jodió para siempre 

'Lobo Feroz' se encuentra privado de su libertad en la cárcel La Picota de Bogotá. Fue capturado en diciembre de 2017 en Maracaibo (Venezuela) y 10 meses después fue extraditado.

En su oportunidad la vicefiscal General, María Paulina Riveros indicó que este hombre “al parecer utilizaba la sala de juegos de los centros comerciales, ubicados en la ciudad de Barranquilla, para abordar mediante engaños a las víctimas menores de edad y les ofrecía dinero con el fin de realizar actos sexuales, videos y fotografías de contenido pornográfico”. 

Las autoridades identificaron el modus operandi de ‘Lobo Feroz’ -como era conocido en las redes de pedofilia- y ya se conocen quiénes eran los clientes que compraban estos productos con contenido pornográfico.  

Lo que sabemos es que actuaba solo, de ahí lo del ‘lobo’ que era como solitario, pero sí lo compartía con un grupo en la red”, explicaron las autoridades.

Uno de ellos estaba situado en México y a partir del seguimiento que le hacían las autoridades en el Estado de Jalisco es que se logra dar con esa macabra alianza y conexión.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido