Cargando contenido

Cesar Manrique Soacha fue sentenciado por el delito de interés indebido en la celebración de contratos

MOTOS ELÉCTRICAS
El exgerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad, Cesar Manrrique Soacha fue sentenciado por la compra de motos eléctricas para la Policía.
Colprensa

El juzgado 48 de conocimiento de Bogotá emitió sentido de fallo condenatorio contra el exgerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad, Cesar Manrique Soacha y el exsubgerente, Jesús Amado Abril por las irregularidades que se presentaron en el contrato para la compra de motos eléctricas para la Policía. 

Los dos exfuncionarios fueron hallados responsables del delito de interés indebido en la celebración de contratos. El próximo 26 de agosto se conocerá el monto de la condena. 

Lea además: Fiscalía pide condenar a Hugo Zabaleta por crimen de porrista de Millonarios

Los hechos materia de investigación se presentaron en el año 2012 cuando el Fondo de Vigilancia y Seguridad suscribió un contrato para la adquisición de 100 motocicletas eléctricas tipo cross para la Policía por un valor de 4357 millones de pesos.

Sin embargo, en el proceso se determinó que pese al objetivo del contrato y el costo del mismo, el Fondo celebró este contrato de manera directa, es decir sin una licitación pública. 

Tras hacer una revisión del contrato se determinó que se presentó un detrimento patrimonial de 1200 millones de pesos puesto que el precio individual de cada moto registró un millonario sobrecosto. 

Lea también: Capturado el general Jorge Romero, mencionado en escándalo del Ejército

Para el juzgado, cada una de las motos fue adquirida por un valor de 43 millones de pesos, muy superior al que se registraba en el mercado. El contrato le fue entregado además a una empresa que no contaba con los requisitos de experiencia exigidos.  

Las motos fueron entregadas a la Policía de Kennedy, sin embargo, por diversas fallas no se pudieron utilizar, causando así un detrimento a las finanzas del Distrito.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido