Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dezabala

La Unidad Nacional de Protección fue declarada administrativamente responsable de la muerte del periodista, Luis Carlos Cervantes Solano, ocurrida el 12 de agosto de 2014, luego de sobrevivir durante cuatro años a varios atentados en su contra, por denunciar hechos de corrupción y violencia en varios municipios el Bajo Cauca antioqueño.

En una demanda contra la Nación, el Juzgado Sexto Administrativo Oral de Medellín consideró que hubo graves fallas en el servicio, tras retirarle el esquema de seguridad al comunicador, pese a que estaba en riesgo extraordinario.

En su momento, la UNP consideró que Cervantes Solano ya no era corresponsal del canal regional Teleantioquia y laboraba en una emisora musical en Tarazá.

“El comunicador fue asesinado finalmente por los integrantes del Clan del Golfo que lo habían amenazado”, dijo la abogada, Paula Andrea Jiménez.

“A pesar de lo que quería argumentar la Unidad Nacional de Protección, que Luis Carlos no ejercía como periodista porque no trabajaba en Teleantioquia, él sí ejercía como comunicador. Las denuncias que hizo desde 2012 sobre hechos de corrupción y violencia en el Bajo Cauca le había ganado a él un riesgo que era grande y extraordinario”, señaló la profesional.

Agregó que la familia debe esperar la posición que tome la UNP, si quieren apelar o si consideran adecuado el fallo y puede haber una conciliación entre las partes.

Por la muerte de Luis Carlos Cervantes, fue condenado a 31 años de prisión, el cabecilla del Clan del Golfo, Javier Vega Osorio, alias 'Morroco', quien reconoció su autoría en el homicidio del comunicador, así como del ex alcalde de Tarazá, Reinaldo Posso Muñetón y del contratista Didier José Sánchez Torres, cuyos cadáveres amarrados fueron hallados con heridas de arma de fuego, el 23 de abril de 2014 en el municipio de Cáceres.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.