Cargando contenido

La exrectora de la Universidad Autonóma del Caribe fue sentenciada por el delito de abuso de confianza calificado.

SILVIA GETTE
La exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe, Silvia Gette Ponce.
Colprensa

El juzgado 11 de conocimiento de Barranquilla condenó a nueve años de prisión a la exrectora de la Universidad Autonóma del Caribe, Silvia Gette Ponce por avalar un "autopréstamo" de las arcas de centro educativo por un millón de dólares.

El juzgado consideró que existen pruebas suficientes para sentenciar a Gette por el delito de abuso de confianza calificado. En el fallo se le ordenó a reintegrar dicha cantidad de dinero y pagar una multa cercana a los 620 millones de pesos.

Le puede interesar: Corte Suprema de Justicia ordenó la libertad de Jesús Santrich

El despacho judicial ordenó que sea trasladada a un centro carcelario para cumplir esta sentencia. En la decisión judicial se le negó el beneficio de casa por cárcel o libertad condicional a la exrectora del centro educativo.

Durante el juicio la defensa de Gette argumentó que dicho préstamo había sido autorizado por las directivas de la Universidad, indicando que nunca se presentaron irregularidades.

En este punto argumentó que el entonces director financiero de la Universidad, Orlando Saavedra avaló el desembolso del millón de dólares. 

Sin embargo, en el fallo pesó la tesis de la Fiscalía sobre el hecho que dicho millón de dólares fue solicitado por Gette sin ningún tipo de justificación o soporte.

Lea además: Duque dice que acatará decisión de la Corte sobre objeciones a la JEP

Prueba de ello es que el dinero, que llegó a una cuenta en Miami (Estados Unidos), fue utilizado por la exrectora para gastos personales y pago de deudas. 

Gette fue sentenciada en 2015 a cinco años y seis meses de prisión por haberle enviado 500 millones de pesos al excomandante paramilitar Édgar Ignacio Fierro Flórez, alias 'Don Antonio' para que se retractara de las acusaciones en su contra dentro de la investigación que se adelantaba por su presunta participación en el asesinato del ganadero Fernando Cepeda. 

Por estos hechos fue hallada responsable del delito de soborno en actuación penal puesto que intentó desviar una investigación que se adelantaba en su contra. 

La exrectora de la Universidad Autónoma del Cariba se encuentra actualmente con detención domiciliaria en su apartamento en un exclusivo sector de Barranquilla. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido