Cargando contenido

El uniformado le disparó por la espalda y a una muy corta distancia.

Disparos
Disparos, foto referencial
RCN Radio

La jueza 18 de conocimiento de Bogotá emitió sentido de fallo condenatorio contra el patrullero de la Policía, Edwin Armando Garay Morales por su responsabilidad en la muerte del joven Juan José Henao Fonseca en hechos registrados el 22 de octubre de 2011 en el sur de Bogotá.

En su decisión, la funcionaria judicial tuvo en cuenta los dictámenes periciales y los testimonios que indican que el uniformado le disparó en dos oportunidades por la espalda y a una muy corta distancia al joven después que se negara a practicarse una requisa en la calle.

Lea además: Duque sobre la ‘jugadita’ de Ernesto Macías: no le daría a eso mucha importancia

Para la jueza, existe evidencia suficiente para inferir que el procesado le disparó directamente al joven, rechazando así la teoría de la defensa del patrullero quien señalaba que el arma había sido accionada por otro uniformado.

“No es cierto que el acusado hubiera disparado al piso y rebotara en la integridad de la víctima”, precisó la funcionaria judicial en la lectura del fallo. En este punto señaló que varios testigos manifestaron bajo la gravedad de juramento que el patrullero Garay Morales le disparó en dos oportunidades al joven.

Las dos balas impactaron la cabeza de Juan José Henao causándole un trauma craneoencefálico que acabó con su vida Con el fin de evadir sus responsabilidades frente a este “reprochable hecho” y “buscando la impunidad” ordenó trasladar al joven al Hospital de Kennedy para que se le dieran los primeros auxilios presentándolo como un NN pese a que tenía todos sus papeles.

Lea también: Fiscalía pide condenar a patrullero que le disparó a joven en estado de indefensión

Para la jueza, desde el primer momento el uniformado “tuvo la intención de matar” al joven que no atendió el llamado para una requisa. En el desarrollo del juicio se evidenció que efectivamente disparó en contra de su integridad física conociendo el daño que podía producir esa acción. “Fue observado cuando le disparaba en dos oportunidades”.

Considera que no es cierto, como señaló la defensa del acusado, que el joven intentara agredir a los dos patrulleros generando así una reacción para proteger su vida. Los dictámenes forenses permitieron concluir además que el disparo fue ejecutado a menos de 50 centímetros

El patrullero fue sentenciado por su responsabilidad en el delito de homicidio agravado. Para la jueza no se trató de un acto de servicio ni para proteger su vida, sino que se actuó de manera desmedida contra el joven que no acató el llamado para una requisa.

En otras noticias judiciales: Exsenador Luis Alberto 'El Tuerto' Gil firmó preacuerdo con la Fiscalía

La abogada Myriam Pachón, quien representa a los familiares de la víctima, cuestionó la decisión de la jueza de no dictarle medida de aseguramiento privativa de la libertad contra el patrullero. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido