Cargando contenido

El individuo fue encontrado culpable de perpetrar el hecho para cobrar una póliza.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena de 53 años de prisión impuesta a Rogelio Silva, quien es señalado de mandar incendiar su bus para cobrar una póliza.

El agravante del actuar es que el hombre no contó con que el hecho se realizara con pasajeros adentro.

Silva fue señalado como el autor intelectual de los hechos ocurridos en el 2007, en los que fallecieron 13 personas y 11 más resultaron heridas, según la decisión del alto tribunal que revisó la ponencia del magistrado Luis Antonio Hernández.

Su defensa buscaba reducir la condena argumentando que no ejecutó los hechos; sin embargo, la Corte no lo eximió de culpa.

Según las pruebas, Silva contrató a dos hombres para que robaran su automotor mientras cubría la ruta Tibasosa – Sogamoso (Boyacá), para luego incendiarlo con la intención de cobrar el seguro por $380 millones del Fondo de Ayuda Mutua de la empresa. 

Sin embargo los autores materiales del robo no esperaron a que los pasajeros bajaran del bus y procedieron a incendiarlo, lo que desembocó en el trágico resultado.

Silva fue recluido en el centro carcelario de Sogamoso donde cumplirá con la condena por los delitos de incendio, homicidio agravado en concurso homogéneo y tentativa de homicidio.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido