Cargando contenido

Miles de personas han sido desplazadas y otras están confinadas tras las acciones violentas de estos grupos ilegales.

EPL
Archivo Rcn Radio

Tras cumplirse dos meses de enfrentamientos entre la guerrilla del ELN y miembros del EPL en varios municipios de la región del Catatumbo en Norte de Santander, las autoridades estiman que son unas 130 mil las personas afectadas por esta situación. 

Decenas de familias de esa región del país han sido desplazadas debido al miedo y la zozobra que tienen, como consecuendia de los enfrentamientos que también han afectado el comercio y la educación.

Las autoridades han dispuesto de más de 29 hogares de paso para que la comunidad se refugie y pueda estar más tranquila, mientras que los padres de familia han optado por dejar de llevar a sus hijos a los colegios por miedo a que corran peligro sus vidas. 

En los municipios de la Gabarra y en El Tarra en zonas rurales y alejadas de la población, estos grupos armados ilegales persisten en los enfrentamientos según han indicado las autoridades.

El coronel George Quintero, comandante de la Policía de norte de Santander, indicó que aun se escuchan los disparos en esas zonas alejadas. 

"En este momento se escuchan algunos enfrentamientos entre estos dos grupos delincuenciales pero no se tienen conocimiento de que haya afectación a la población civil, ni a la población de algunos municipios de Catatumbo, sí hay algunos casos que se presentan en zonas alejadas y rurales del departamento, eso es en algunos sectores de la Gabarra  y algunos sectores de El Tarra", dijo el oficial.

Agregó que en el municipio de San Calixto muchas familias siguen refugiadas en los albergues. Sin embargo, el general destacó que ha ido disminuyendo la cantidad de personas en estos dichos lugares de paso, mientras el Ejército Nacional continúa realizando operativos en esa zonas de conflicto.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido