Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Copa menstrual
La copa menstrual se puede reutilizar y dura hasta 10 años.
Foto: Ingimage

La Corte Constitucional tiene en sus manos una decisión que podría beneficiar a miles de mujeres en su higiene personal. Se trata de una demanda que pide eliminar el IVA de la copa menstrual, un producto que varias mujeres han optado por utilizar porque es amigable con el medio ambiente y más económico.

El debate se reabre en el alto tribunal, dado a que en el 2018 ya había tomado una decisión que eliminó el IVA de los tampones y las toallas higiénicas, por ser productor de primera necesidad.

Organizaciones como la Mesa por la Vida y la Salud de Las Mujeres y la Fundación Oriéntame, le han explicado a la Corte que la copa menstrual también es un producto de necesidad por lo que argumentan que no es un producto de lujo.

Le puede interesar: Demanda en Corte Constitucional modificaría el Código del Trabajo por discriminar mujeres

Esas organizaciones resaltan la importancia de la higiene de la mujer como equidad y protección de derechos fundamentales a la salud sexual y reproductiva, la dignidad, el libre desarrollo de la personalidad y la educación de las mujeres y niñas.

Dicen que el uso de la copa menstrual podría contribuir a esa higiene en lugares donde el agua potable es escasa, dado a que se desocupa cada cuatro o 12 horas dependiendo del cuerpo de cada mujer

También explican que la copa menstrual podría ser una opción más económica para las mujeres de bajos recursos, pues tiene un tiempo de utilidad de por lo menos 10 años, es decir es reutilizable.

Lea en contexto: Corte Constitucional eliminó impuesto a las toallas higiénicas y tampones

“Es difícil mantener una buena higiene menstrual en lugares donde no hay agua potable, no hay jabón o productos sanitarios disponibles y/o accesibles a las mujeres y donde las condiciones económicas no permiten la adquisición de productos necesarios”, dice el documento que entregaron a la Corte.

Sumado a lo anterior, señalan que la copa menstruar es amigable con el medio ambiente. “La gran mayoría de los productos que se usan tradicionalmente para la higiene menstrual son de algodón no ecológico y de plástico, los cuáles, además de contaminar el planeta, porque terminan en los vertederos, en el mar o en la naturaleza, son dañinos para tu zona íntima, dado que el algodón no ecológico requiere altas cantidades de pesticida en su elaboración y posteriormente entran en contacto directo con la vulva y la vagina”, se lee en el documento.

El estudio de la demanda le correspondió al magistrado José Fernando Reyes Cuartas, que está a la espera de estudiar otros conceptos como el de la Procuraduría General de la Nación.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.