Cargando contenido

El comunicado oficial resume la decisión del Alto Tribunal, que tumbó las normas del Código de Policía.

PROTESTA MARIHUANA JIBAROS
PROTESTA MARIHUANA JIBAROS
Inaldo Perez
La Corte Constitucional emitió un comunicado oficial sobre la decisión que tumbó la prohibición del consumo de alcohol y drogas en los parques. En ocho páginas, el alto tribunal explica, de forma breve, los alcances de la decisión que se conocerá posteriormente en la sentencia que será emitida por la Secretaria de la Corte. 
 
Señala la comunicación que luego del estudio de las demandas contra el Código de Policía, la Corte llegó a la conclusión de que existen otros medios, por parte de las autoridades, para garantizar la tranquilidad en el espacio público, que no necesariamente implican una violación al derecho del libre desarrollo de la personalidad. 
 
La Corte indica  que el decomiso y las multas por consumo de drogas y alcohol en espacio público, “no es un medio justificable” para buscar la tranquilidad y las relaciones respetuosas, “por cuanto existen otros medios de policía en el mismo Código que permiten alcanzar los fines buscados sin imponer una amplia restricción a la libertad”. 
 
 
Según el alto tribunal, el Código de Policía no da elementos de juicio que permitan establecer una relación clara de causalidad entre el consumo de las bebidas y las sustancias psicoactivas, y la destrucción o irrespeto a la integridad del espacio público. 
 
La Corte entonces concluye que dichas normas tiene amplias prohibiciones que impactan el ejercicio del derecho al libre desarrollo de la personalidad. 
 
Se trata de una medida que impone una prohibición de realizar una actividad, que en sí misma no está excluida del ordenamiento jurídico, y lo hace de forma amplia y genérica en todo el espacio público”, aclara el comunicado. 
 
Sostiene además que, dada la amplia definición de espacio público que el propio Código contempla y que la extensión de la prohibición se da incluso hasta espacios privados, la Sala advierte que se están evaluando dos normas legales que imponen restricciones significativas a las libertades de las personas. 
 
 
Además, hace un llamado al Estado para elaborar políticas encaminadas a proteger la dignidad de las personas y al mismo tiempo combatir el consumo de drogas sin afectar los desechos fundamentales. 
 
“La respuesta a este dilema no es elegir una de las dos obligaciones, sino lograr armonizar el cumplimiento de ambas obligaciones por parte del Estado. Resolver esta cuestión y lograr tal armonía es el camino que ha intentado recorrer a lo largo del tiempo la jurisprudencia constitucional bajo la Constitución de 1991”, puntualiza el comunicado. 
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido