Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Amenaza a medios de comunicación
rcn radio

La Corte Constitucional tumbó el régimen que obligaba a los periodistas a demostrar con pruebas que no tenían la culpa de sus publicaciones, si éstas llegaran a afectar a un tercero.

Así las cosas, en un proceso civil la carga de la prueba deberá estar en el juez o un tercero que busca una indemnización, pero no en el periodista. 

En otras palabras, solo cabría un resarcimiento económico si un tercero demuestra la culpabilidad del medio, pero no es el medio el que debe demostrarlo.

Lea también Familiares del personal de la salud muertos por Covid tienen derecho a incentivo económico

Ese pronunciamiento se dio al tumbar el artículo 55 de la ley 29 de 1944 que establecía que “todo el que, por cualquier medio eficaz para divulgar el pensamiento, por medio de la imprenta, de la radiodifusión o del cinematógrafo, cause daño a otro estará obligado a indemnizarlo, salvo que demuestre que no incurrió en culpa”

Esa norma creaba un régimen especial de responsabilidad contra los periodistas y el medio, en el que los obligaba a probar que no tenían culpa con respecto a la información emitida que eventualmente afectara a un tercero.

La Sala Plena estudió una demanda que decía que la norma podría ocasionar daños a la libertad de expresión y ocasionar una disminución “en el flujo de las informaciones y opiniones emitidas por cualquier medio de comunicación” con el fin de evitar ese pago a terceros.

Lea Corte Suprema avala extradición de Jesús Santrich

Según la demanda, la norma también afectaría la democracia del país y podría llevar a la autocensura.

“Es el periodista, o el emisor de la información u opinión, quien debe acreditar que no incurrió en culpa, [lo que] acarrea graves riesgos para la materialización de los sistemas democráticos (…) la obligación de indemnizar por daños ocasionados por el ejercicio de la libertad de expresión, siempre que no se pueda demostrar que no se incurrió en culpa, tiene la virtualidad de conducir a la autocensura”, decía la demanda.

En medio del proceso, la Sala Plena de la Corte Constitucional recibió varios conceptos, uno de ellos fue el firmado por el entonces procurador Fernando Carrillo, quien había solicitado evitar pronunciamientos de fondo.

En el argumento, el entonces procurador explicó que la norma ya había perdido vigencia por lo cual no era necesario que la Corte se pronunciara de fondo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.