Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Internos de cárceles de Colombia
Internos de cárceles de Colombia
Foto archivo

La Corte Constitucional falló a favor de los internos y modificó la ley sobre la solicitud de traslados de reclusos una cárcel a otra, extendiendo esa posibilidad para que abuelos, nietos, cuñados, hermanos de los detenidos y parientes civiles puedan hacer la petición de traslado.

Cabe mencionar que anteriormente la norma establecía que esa petición solamente la podían tramitar exclusivamente los familiares de primer grado de consanguineidad, es decir los padres, hijos y suegros.

También puede consultar: JEP pidió presencia integral en el Cauca tras atentado con carro bomba

La modificación de la norma se dio porque la Corte Constitucional descubrió que el Congreso de la República había incurrido en una omisión legislativa, que no explicaba quienes eran específicamente los familiares que podían elevar esas peticiones de traslado al Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec).

Ese tribunal determinó que no se puede ignorar el principio de igualdad entre familiares de las personas que se encuentran recluidas en las cárceles.

Así las cosas, para la Corte Constitucional debe primar el principio de igualdad en el marco de las relaciones familiares y el derecho a la unidad familiar de los internos que se encuentran en las cárceles por haber cometido algún delito.

Lea también: Pastor Alape y Carlos Moreno Tuberquia, dispuestos a comparecer ante la Comisión de la Verdad 

“Al no incluir a los parientes civiles, junto a los parientes por consanguinidad y afinidad (…) el legislador incurrió en una omisión legislativa relativa, en tanto y en cuanto incumplió el deber constitucional de dar el mismo trato a todos los parientes de las personas que se encuentran privadas de su libertad”, dijo la Corte.

Lo que viene ahora es que la norma queda con el condicionamiento incluido por la Corte Constitucional a favor de los internos y el Inpec debe otorgar los traslados de los reclusos cuando los familiares en primer grado y segundo grado de consanguineidad lo soliciten. 

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.