Cargando contenido

El alto tribunal declaró inconstitucional el decreto legislativo 568 de 2020.

Cuarentena en Bosa
Cuarentena en Bosa
Inaldo Pérez

La Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó la creación del impuesto solidario por la pandemia, fijado en el decreto legislativo 568 de 2020. El alto tribunal consideró que el mismo es inconstitucional.

Con una apretada votación de 5-4, la Corte determinó que dicho impuesto, que tenía como destino específico a la clase media vulnerable y a los trabajadores informales, no cumplía con todos los requisitos de la Carta Magna.

Lea además: Hospital Militar implementará robots para atención de pacientes Covid

En el debate jurídico se determinó que el decreto, el cual fue uno de los más polémicos, no cumplía los requisitos de equidad y generalidad, fundamentales para entregar las ayudas. 

El decreto establecía que los trabajadores del sector público debían hacer un aporte porcentual de su salario. En el caso de los contratos de prestación de servicios superiores a los 10 millones de pesos se fijaba un aporte del 15%.

Lo mismo ocurría con los servidores públicos y contratistas del Estado. El decreto fijaba una serie de tablas para separar los porcentajes dependiendo del sueldo devengado. 

Tras la discusión, la Sala consideró que los dineros que ya se habían pagado "por los sujetos pasivos del tributo" se fijarán como un anticipo de los impuestos de renta para el 2020 y los que se pagarán en el 2021. 

Le puede interesar: Colombia registró nuevo aumento en el registro de los casos de coronavirus

El fallo, según concluyeron los magistrados, tiene un efecto retroactivo. En la Sala se avaló la ponencia presentada de manera conjunta por las magistradas Gloria Stella Ortiz Delgado y Cristina Pardo Schlesinger.

El decreto había recibido críticas mixtas. En varios conceptos, entre los que se destaca el de la Procuraduría General, se había solicitado declarar constitucional el mismo al señalar que era una medida idónea a la hora de enfrentar a la pandemia.

El Ministerio Público consideraba que la misma medida "no era excesiva" y en ningún momento afectaba el salario de los empleados públicos, ni a los contratistas del Estado.

Por su parte, varios representantes de al Rama Judicial argumentaron en sus conceptos que este impuesto los afectaba seriamente en la actual situación puesto que les quitaban porcentajes importantes a sus salarios. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido