Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Copa menstrual
La copa menstrual se puede reutilizar y dura hasta 10 años.
Foto: Ingimage

Por unanimidad, la Sala Plena de la Corte Constitucional acogió los argumentos de una demanda que pedía tumbar el IVA de la copa menstrual por ser un producto de primera necesidad para las mujeres en su higiene personal.

La demanda radicada contra el artículo188 de la Ley 1819 de 2016 reabrió el debate al interior de la Corte dado a que en el 2018 ya había tomado una decisión que eliminó el IVA de los tampones y las toallas higiénicas por ser productor de primera necesidad.

Para tomar la decisión el alto tribunal tuvo en cuenta varios conceptos de organizaciones no gubernamentales y la Procuraduria General de la Nación que le explicaron a la Corte los beneficios tanto económicos como ecológicos del producto.

Lea además: Álvaro Hernán Prada, investigado en caso de manipulación de testigos, renuncia al Congreso

La Procuraduria dijo que sostener el IVA en ese producto para la higiene femenina podría catalogarse como una “dosis de regresividad al sistema tributario” y una “medida impositiva” que podría afectar “el mínimo vital y la salud de las mujeres con menor capacidad adquisitiva, porque les impone barreras tributarias en el acceso de nuevas tecnologías (más seguras) para el manejo de la higiene menstrual”.

“Se ha demostrado que la copa tiene mayores beneficios en términos de salud, medio ambiente y economía. En efecto, la copa cuesta menos del 10% del costo total de cualquiera de los productos desechables de higiene femenina, siendo por lo tanto mucho más rentable; “(…) mientras una mujer tendrá que pagar más de $200.000 pesos al año en toallas o tampones, solo tendrá que pagar 60.000 a 80.000 pesos (IVA incluido) por una sola copa que puede durar hasta 10 años”, señalaba el conceto de la Procuraduría.

Mientras que las organizaciones como la Mesa por la Vida y la Salud de Las Mujeres y la Fundación Oriéntame, explicaron que el uso de la copa menstrual podría contribuir a esa higiene en lugares donde el agua potable es escasa dado a que se desocupa cada cuatro o doce horas dependiendo del cuerpo de cada mujer.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.