Cargando contenido

La Corte Constitucional estudió una tutela por discriminación sexual.

Población LGBTI
Ciudadanos exigen respeto por la población LGBTI.
AFP

La Corte Constitucional ordenó al propietario de un bar en Barranquilla ofrecer excusas a una pareja lesbiana que fue sacada del establecimiento comercial por estar juntas. 

El caso llegó a la Corte luego de una batalla jurídica que emprendió una de las mujeres involucradas para que se le respetaran sus derechos a la dignidad humana, al libre desarrollo de la personalidad, a la intimidad, a la vida privada, a la igualdad y a la prohibición de discriminación. 

Al estudiar el caso, la Corte determinó que la dignidad humana, el libre desarrollo de la personalidad y la intimidad personal, configuran los elementos básicos para que una persona pueda desenvolverse en sociedad. 

El alto tribunal le dio la razón a la pareja y concluyó que los reproches del dueño del establecimiento por las demostraciones de afecto entre ellas fueron actos de discriminación que vulneraron los derechos de las mujeres.

Lea además: Aumentan urgencias médicas en Bogotá por accidentes en patinetas eléctricas

“Una vulneración a los derechos fundamentales a la dignidad humana, al libre desarrollo de la personalidad y a la intimidad personal de la demandante. De igual forma, configuró un acto de discriminación por la orientación sexual diversa”, señaló. 

Además de ordenar las excusas, la Corte estableció que el dueño del local deberá permitir la entrada a esa pareja de mujeres “sin que se impongan restricciones o prohibiciones derivadas de su condición sexual diversa y de las manifestaciones de afecto”. 

También hizo un llamado a la Cámara de Comercio de Barranquilla, para que, socialicen el contenido de la sentencia. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido