Cargando contenido

El funcionario judicial reprochó que la mujer quería estar en embarazada cuando estaba viva.

Violencia hacia la mujer
Referencial
Foto: Ingimage

La Corte Suprema de Justicia le ordenó a la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura investigar al juez Once Civil del Circuito de Cali, por discriminar a una mujer que había muerto por cáncer de cuello uterino.

La familia de la mujer demandó a su EPS porque su muerte había sido producto de una negligencia médica; sin embargo el juez, al estudiar el caso, no les dio la razón y al contrario comparó los hechos con un partido de fútbol.

Le puede interesar: Por violación de niña indígena, organizan protesta frente a guarnición militar

“En un partido de fútbol un autogol no es una falta, es un error, si fuera una falta la sancionaría el árbitro (…) ¿es que estamos con gente infalible o qué? (…) Lo mismo pasa con un médico, ningún médico quiere matar al paciente (…). Entonces para que no traigamos ese lenguaje [del error que se traslada aquí”, se lee en la sentencia citando las palabras del juez.

El juez también cuestionó que la mujer ya fallecida, hubiera querido tener hijos estando viva. “Si estaba tan mal la situación de la señora Sandra ¿por qué tenía la ilusión de tener un hijo?, ¿de sentirse en embarazo?, una persona que está enferma, que viene con un problema que dice no se soluciona, ¿por qué está pensando en embarazos?”.

El juez también insinuó que, dado a que la mujer no era una celebridad, no podría recibir buen trato médico.

“Uno entiende que si el que está enfermo es el Papa (sic) o una reina o algo, pues le ponen 50 médicos y hacen exámenes aquí y allá por la trascendencia, (…) si se muere el Papa es distinto el trauma a que si se muere un paciente común y corriente”, se señala.

Lea además: Fiscalía intensifica investigación por abuso sexual de menor indígena en Guaviare

La Corte Suprema de Justicia dijo que los jueces no pueden emplear un lenguaje despectivo y discriminatorio hacia la mujer o cualquier otra persona en sus sentencias.

Es admisible la utilización de discursos, comparaciones o metáforas en el razonamiento judicial, pero no para desmejorar o perjudicar, desbalanceando la aplicación de la justicia”, dijo la Sala con ponencia del magistrado Armando Tolosa.

Sobre el caso en concreto, la Corte ordenó al Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cali volver a emitir una sentencia a favor la familia de la mujer y eliminar todas las frases displicentes y peyorativas que afecten su buen nombre y el de las mujeres en general.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido