Cargando contenido

La respuesta se trasladó al canciller Holmes Trujillo para darle trámite diplomático por solicitud del expresidente.

Álvaro Uribe
Álvaro Uribe, senador de Centro Democrático.
Foto: Colprensa

El pasado 18 de octubre la Corte Suprema de Justicia envió un informe a la Relatoría de la ONU explicando cómo surgió la investigación contra los congresistas Álvaro Uribe Vélez y Álvaro Hernán Prada por presunta manipulación de testigos. 

En la comunicación, la Corte explicó que no se violó el derecho al debido proceso de los congresistas, pues aunque ya se había ordenado mediante Acto Legislativo la creación de la primera instancia, aún no estaban designados sus miembros. 

La Corte explicó que con el fin de proteger la administración de justicia, la Sala Penal continuaba con competencia para adelantar investigaciones, mientras no se designaran los integrantes de las salas de primera instancia. 

Chuzadas por "error" revivieron el caso Uribe

La Corte señaló que las pruebas recolectadas en el proceso se dieron a conocer a las partes en la medida en que judicialmente, se podían entregar. 

La respuesta se remitió al canciller Holmes Trujillo con el fin de darle trámite diplomático al documento, luego del requerimiento de Diego García Sayánrelator especial de las Naciones Unidas sobre la independencia de los magistrados y abogados. 

El relator especial de la ONU solicitó explicaciones sobre el proceso luego de una serie de preocupaciones presentadas por la defensa de Uribe, entorno a las garantías  que el expresidente tendría en el proceso judicial que se adelanta en su contra.

Según el documento de la ONU “la sala que asumió el conocimiento de este proceso habría manifestado con anterioridad una posición desfavorable en contra de Álvaro Uribe Vélez". Agregó que este hecho "podría demostrar una falta de parcialidad". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido