Por lo menos dos están en el despacho del magistrado Gustavo Malo

Álvaro Uribe
Contra el senador Uribe aparecen por lo menos cinco procesos relacionados con grupos paramilitares y dos por injuria y calumnia que ya fueron archivados.
Colprensa

RCN Radio conoció que el senador Álvaro Uribe Vélez enfrenta 28 procesos de única instancia –todos reservados- en la Corte Suprema de Justicia, de los cuales, por lo menos dos están en el despacho del magistrado Gustavo Malo, uno se relaciona con falsos positivos y otro con la muerte de un defensor de Derechos Humanos.
 
Según fuentes del Alto Tribunal, el proceso más avanzado es el de las interceptaciones del hacker Andrés Fernando Sepúlveda quien, en su momento, aseguró que había sido contratado por la campaña presidencial del Centro Democrático para realizar saboteos informáticos al proceso de paz. 

Dicha investigación se encuentra en el despacho del magistrado José Luis Barceló y está para proyecto de fallo. (Lea: Corte recibirá informe sobre el estado del proceso contra Uribe por masacre de La Granja)

Una de las investigaciones que adelanta el Alto Tribunal es por la presunta omisión del senador cuando fungió como gobernador de Antioquia, durante dos arremetidas paramilitares conocidas como las masacres de La Granja y El Aro en 1996. Por estos hechos dos tribunales de Medellín han pedido investigaciones.

El primero fue el Tribunal de Justicia y Paz de Medellín que compulsó copias a la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes para que iniciara un proceso de investigación al senador por la masacre ocurrida en el corregimiento el Aro, municipio de Ituango, el 22 de octubre de 1997, donde 15 campesinos fueron asesinados por las Autodefensas.
 
El segundo y más reciente fue el de la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín que solicitó investigaciones, no solo por la masacre del Aro sino también por la ocurrida en La Granja, en el municipio de Ituango, donde cinco personas fueron asesinadas por las Autodefensas, en plena plaza principal, por ser supuestamente colaboradores de las Farc.
 
De acuerdo con el sistema de la Rama Judicial, contra el senador Uribe aparecen por lo menos cinco procesos relacionados con grupos paramilitares y dos por injuria y calumnia que ya fueron archivados.
 
Uno de los casos archivados fue la denuncia que interpuso el periodista Daniel Coronell por injuria y calumnia. Según el documento de la Sala Penal de la Corte, no existieron razones suficientes para abrir la investigación contra el senador Uribe por los trinos que fueron publicados en su cuenta personal de Twitter, en los que señalaba al periodista de presuntos nexos con el narcotráfico.
 

Otro de los archivos está relacionado con las madres de Soacha, luego de que el senador Uribe le ofreciera disculpas a las víctimas de falsos positivos, quienes lo habían denunciado por injuria y calumnia, un proceso que se originó por un trino del 25 de junio de 2015, en el que el expresidente señaló que se había reunido con las Madres de Soacha y ellas le habrían indicado que los jóvenes eran delincuentes.
 
“En reunión con las madres de Soacha varias me expresaron que sus hijos estaban infortunadamente involucrados en actividades ilegales, lo cual no es excusa para asesinarlos, pero la hipótesis no fue examinada por la justicia”, decía el mensaje en la red social.
 
A la cifra de procesos en la Corte Suprema se suma la nueva compulsa de copias que hizo la Corte para investigar una presunta manipulación de testigos por parte del senador, con el fin de supuestamente hacer un montaje en contra del también congresista Iván Cepeda. La investigación se encuentra en el despacho del magistrado Luis Antonio Hernández.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido