El alto tribunal negó una nueva petición de permiso presentado por el togado.

Gustavo Malo
El magistrado Gustavo Malo.
Colprensa

La Sala Plena de la Corte Suprema citó al magistrado Gustavo Malo Fernández a una audiencia en la que se definirá si lo releva o no de sus funciones. El alto tribunal negó la solicitud de otorgarle un nuevo permiso al togado.

En su petición, Malo pedía cuatro días de permiso para practicarse unos exámenes médicos. Sin embargo, tras la Sala celebrada este jueves, se le dio un "no rotundo" y se citó a comparecer. 

“Sala de Gobierno de @CorteSupremaJ niega nueva solicitud de permiso al magistrado Gustavo E. Malo Fernández. Lo cita a Sala Plena extraordinaria del 20 de marzo, para escucharlo y adelantar 'tramite breve y sumario' en el que se decidirá si se le releva de funciones”, señalo la Corte en su cuenta de Twitter.

En esa diligencia judicial la Corte Suprema deberá establecer si aplica el nuevo reglamento que le otorga facultades para suspender y retirar del cargo a aquellos funcionarios y trabajadores que estén implicados en una investigación penal o disciplinaria. 

El magistrado Malo enfrenta una investigación en la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes por su presunta participación y responsabilidad en el denominado 'escándalo de la toga'.

Según la ponencia radicada la semana pasada en la célula legislativa, el togado habría recibido millonarios sobornos para afectar, desviar y archivar las investigaciones que se adelantaban contra aforados constitucionales.  

Sin embargo, en un documento enviado, el magistrado negó haber tenido participación o conocimiento alguno en estos hechos de corrupción, rechazando las acusaciones hechas en su contra. 

Desde noviembre el 2017 el magistrado no hace presencia en la Corte Suprema tras pedir una licencia no remunerada por tres meses para atender las investigaciones penales y disciplinarias que se le adelantaban. 

En su licencia fue citado en repetidas oportunidades a salas extraordinarias para definir el futuro de su cargo, sin embargo, Malo siempre respondió con una excusa e incapacidad médica. 

La primera excusa la entregó el 30 de noviembre de 2017,el magistrado estuvo incapacitado por el término de 20 días a causa de una hernia. El 13 de enero de 2018, tras la vacancia judicial llegó a la Corte la segunda incapacidad médica por psiquiatría con trastornos de adaptación.

El 2 de febrero la EPS volvió a conceder una incapacidad por 20 días por el mismo síntoma. Este hoy 27 de febrero, la Corte recibió una nueva incapacidad por otros 20 días debido a un “episodio depresivo moderado”.  

Fuentes de la Corte explicaron que dicha incapacidad va hasta el 17 de marzo. Malo solicitó el pasado 1 de octubre una licencia no remunerada. Igualmente, el 23 de febrero radicó un permiso para una cita médica del pasado 23 de febrero.  

Las inasistencias de Malo a la Corte han sumado cerca de 80 días remunerados por fuera de su cargo como magistrado, según fuentes médicas dichas incapacidades sumarían cerca a de 60 millones de pesos.  

Encuentre más contenidos

Fin del contenido