Cargando contenido

El tribunal explicó que el juez natural del exjefe guerrillero es la Jurisdicción Especial para la Paz.

Jesús Santrich
AFP

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, explico que tras la firma de la paz los exjefes de las Farc cuentan con un juez natural que es la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

La aclaración se dio frente a los interrogantes sobre la situación jurídica de Jesús Santrich, capturado esta semana en Bogotá, y su eventual proceso de extradición hacia EE.UU.

En ese sentido, será la JEP el organismo judicial que conozca en primera instancia sobre su eventual extradición por delitos relacionados al narcotráfico.

“El trámite de la extradición en su consideración debe surtirse a partir de la JEP”, explicó el magistrado Barceló.

En otras palabras, después de agotados los tramites de Cancillería y Ministerio de Justicia, el asunto deberá ser remitido a la Jurisdicción Especial para la Paz.

“(La JEP) es el órgano encargado de revisar y evaluar si los hechos que se le imputan sucedieron antes o después de 2016”, insistió el presidente de la Corte Suprema de Justicia.

Explicó que de comprobarse que los delitos sucedieron después de la firma de paz, será la Corte Suprema la que defina la extradición, “dentro de los procedimientos normales que establece el código de procedimiento penal por tratarse de delitos comunes”.

Añadió que independientemente de la jurisdicción que conozca el caso "la Constitución ofrece un derecho fundamental que es el de la defensa”.

“El señor Santrich tendrá derecho de ser asistido de un abogado y tendrán, como es natural, estrategias propias de la defensa y ellos sabrán qué van a plantear al interior del trámite sea en la JEP o en la justicia ordinaria", precisó.

Mientras que se surte todo el trámite, Santrich deberá permanecer privado de la libertad. Según fuentes de la Corte Suprema, el sitio de reclusión lo definen el Inpec y la Fiscalía.

En Colombia existen pabellones especiales para los reclusos que están en proceso de extradición. Uno se encuentra en la cárcel La Picota en Bogotá y otro en Combita (Boyacá) 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido