Cargando contenido

La Fiscalía y la Procuraduría solicitaron fallo condenatorio contra el excomandante de inteligencia del Ejército.

Jaime Garzón
Marisol Garzón, hermana de Jaime manifestó que no están de acuerdo con que José Miguel Narváez esté en lugar de reclusión especial. 
Colprensa

El asesinato del periodista y humorista, Jaime Garzón Forero, registrado el 13 de agosto de 1999, se originó por las molestias que causaba en las altas esferas militares su trabajo humanitario para la liberación de secuestrados. Esta es la teoría del caso de la Fiscalía General en el proceso penal que se adelanta contra el coronel (r) Jorge Eliécer Plazas Acevedo.

Para la Fiscalía 45 de la Unidad de Derechos Humanos, en las altas esferas militares y de policía ya estaba generando malestar el humor político y social de Garzón, puesto que la Institución fue en muchas oportunidades el blanco de sus críticas. La situación aumentó cuando el periodista fue designado por la oficina del Zar Antisecuestro y la Gobernación de Cundinamarca para que intercediera en la liberación de secuestrados.

En los altos mandos militares aseguraban que el trabajo del humorista estaba generando muchas problemáticas puesto que cuando se adelantaba un operativo de liberación “aparecía Garzón” y todo tenía que cancelarse. Igualmente aparecieron comentarios frente a la cercanía que tenía el periodista con los grupos guerrilleros y el hecho que se estaría beneficiando económicamente de esta labor humanitaria.

Lea además: Caso contra coronel (r) Plazas no debe pasar a la JEP: familia de Jaime Garzón

Debido a esto se dieron instrucciones para investigar al periodista y verificar su relación con estos grupos subversivos. Ya para esa época, el máximo comandante de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Carlos Castaño Gil había declarado objetivo militar al humorista después de escuchar comentarios sobre su ideología política y de la relación que sostendría con varios integrantes de los grupos guerrilleros.

Fue por esto que en mayo de 1998 ordenó el asesinato de Jaime Garzón. Para la Fiscalía General, en este momento se presentó la alianza entre el Ejército y los paramilitares para sacar al humorista del camino. La ecuación fue la siguiente: Los militares recolectaban la información sobre el periodista mientras que los paramilitares contactaban a la gente para ejecutar el asesinato.

Para comprobar esta hipótesis el ente investigador cuenta con cinco testimonios que revelarían que durante meses agentes de inteligencia del B-2 del Ejército, comandados por el coronel Plazas Acevedo adelantaron minuciosos seguimientos al humorista en la capital de la República y lugares aledaños.

Jesús Emiro Pereira, alias ‘Huevo de Pisca’ –uno de los hombres de confianza de Carlos Castaño- aseguró que existía una alianza entre los paramilitares y la Brigada XIII con sede en Bogotá que era comandada por el general Rito Alejo del Río. A esas instalaciones militares llegaron dos paramilitares conocidos con los alias de ‘Camilo Coca y ‘Graciano Goes’.

Le puede interesar: Fiscalía pide condenar al coronel (r) Plazas Acevedo por crimen de Jaime Garzón

Estos dos hombres quedaron a plena disposición del coronel Plazas quien era el encargado de darles las órdenes para realizar los seguimientos. El exjefe paramilitar aseguró que desde hace muchos años existía una relación de “colaboración” entre el oficial y el grupo comandado por los hermanos Castaño Gil.

Por su parte, ‘Pedo Bonito’ resaltó en el desarrollo del juicio que existía una colaboración mutua entre las AUC y el Ejército Nacional en Bogotá. Frente al coronel Plazas aseguró que existía información sobre su vinculación a una organización criminal al interior de la Brigada.

El exjefe paramilitar, Diego Fernando Murillo Bejarano alias ‘Don Berna’ reseñó que en efecto Carlos Castaño Gil ordenó el asesinato de Jaime Garzón tras recibir información de José Miguel Narváez –quien para esa época era profesor de la Escuela de Guerra- sobre sus vínculos con grupos guerrilleros.

Narváez le entregó al jefe de las AUC unos documentos y fotos del periodista en las que se revelaba los sitios y lugares que frecuentaba el humorista en Bogotá. El plan de Castaño era “ajusticiar” a Garzón, a quien consideraba una persona no grata y bastante molesta.

Lea también: Piden declarar crimen de Jaime Garzón como de lesa humanidad

‘Don Berna’ reseñó que toda la información que recolectaron los agentes de inteligencia del Ejército le fue entregada a la banda delincuencial La Terraza de Medellín que designó a dos hombres para atentar contra el periodista.

Por su parte, ‘Ernesto Báez’ manifestó que la persona de Jaime Garzón le causaba una gran molestia a Carlos Castaño, puesto que siempre que lo veía en la televisión gritaba que era una “patán, irrespetuoso y auxiliador de las Farc”.

El considerado ideólogo de los paramilitares fue testigo como en la ‘Finca La Siete’, Castaño Gil ordenó “eliminar” al ‘Negro Elkin’ y ‘Lotar El Tatuado’, los dos integrantes de la banda La Terraza que habían participado en la planeación y ejecución del asesinato.

Por su parte, Darwin Betancourt –un exguerrillero de las Farc que fungía como informante- entregó detalles sobre todas las actividades de seguimiento de los agentes de inteligencia de la Brigada XIII. Todo esto con el conocimiento del general Rito Alejo del Río y el coronel Jorge Eliécer Plazas Acevedo.

Betancourt, quien se encontraba recluido en las instalaciones de la Brigada XIII, aseguró que en una oportunidad fue citado por un mayor de nombre Mario, quien le mostró una grabación de Jaime Garzón saliendo de Nazaret, en la localidad de Usme. En la grabación se veía al humorista subiendo a una camioneta. 

Le además: Crimen de Jaime Garzón: Defensa del coronel (r) Plazas insiste que el caso pase a la JEP

Poco tiempo después, en una reunión que sostuvo con ese mismo mayor y el coronel Plazas se le pidió que testificara en contra de Garzón con el único fin de acusarlo de tener vínculos con la guerrilla de las Farc. Sin embargo, él se negó porque no contaba con evidencia alguna.

El testigo reveló que en diferentes oportunidades vio en la Brigada al coronel Plazas con alias Camilo Coca’, reseñando que era evidente su amistad y la entrega de información privilegiada.

¿Qué pasó con el asesinato de Jaime Garzón?
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido