Cargando contenido

El exdirector de la ANI dice que no han respondido quienes deben, y hay que saber qué pasó con 50 millones de dólares de sobornos.

Luis Fernando Andrade, expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI)
Luis Fernando Andrade, expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI)
Colprensa

En declaraciones concedidas a RCN Radio, Luis Fernando Andrade, exdirector de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), aseguró que el país solo conoce un 25% del escándalo de sobornos más grande de la historia por parte de Odebrecht en Colombia.

Dijo también que está pendiente de la siguiente etapa de su juicio sobre testigos y pruebas que se van a allegar y garantizó que nunca ha pensado abandonar el país para irse a Estados Unidos por falta de garantías pero sí colabora con la justicia de ese país. Las declaraciones de Luis Fernando Andrade fueron grabadas y enviadas a RCN Radio en respuesta a 4 preguntas que le fueron remitidas previamente.

Andrade sostuvo en sus declaraciones que le ha pedido a Estados Unidos ayuda para que su proceso en Colombia sea imparcial y que se haga justicia prontamente; dijo que en sus audiencias lo vienen acompañando representantes de la Embajada y denunció que la Fiscalía quiere prolongar indefinidamente su detención preventiva con otro juicio porque ya se dio cuenta que este primer caso lo perdió.

Aquí las declaraciones completas de Luis Fernando Andrade a las inquietudes que le formuló RCN Radio:

RCN Radio: ¿Considera que la investigación por el caso de Odebrecht ya llegó a las máximas cabezas o aún faltan por responder otros altos funcionarios o directivos?

Luis Fernando Andrade: A pesar de que han pasado dos años desde que el gobierno americano reveló que Odebrecht había admitido pagar 11 millones de dólares en Colombia, en realidad hoy en dia yo creo que solo conocemos una cuarta parte, un 25% de lo que pasó en Colombia.

Ya se sabe que los pagos fueron cercanos a 50 millones de dólares y no 11 millones de dólares como se dijo originalmente. Y también ya se sabe que la mayor parte de esos pagos se hicieron desde las empresas a Ruta del Sol y ConSol como lo revelaron los reportes de quien era en ese momento el control en el Ruta del Sol, el doctor Jorge Enrique Pizano y el señor Otto Bula en el proceso de colaboración.

Bien explicados solo hay 6.5 millones de dólares que fue el soborno inicial en el año 2009. El resto del dinero tiene muchos vacíos. En general no se sabe quien autorizó o quién estaba informado de que se estaban haciendo esos pagos ilegales, y se sabe más o menos quien recibió en la mitad de los casos pero en la otra mitad de los casos todavía no se sabe. Todavía falta mucho por investigar y es importante que se haga porque el país tiene derecho a saber qué fue lo que ocurrió en este episodio tan horrible de la historia nacional.

RCN Radio: ¿Cómo va su caso y qué espera de la Justicia?

LFA: La verdad nada diferente a lo que espera un ciudadano en una democracia. Que sea imparcial, que no haya conflictos de intereses por parte de la Fiscalía, que se respete el debido proceso, que haya juego limpio por parte de las autoridades sin falsos testigos, sin interceptaciones ilegales y que se tomen decisiones rápidamente.

En este momento estamos esperando una decisión del juez, con relación a qué testigos y pruebas se van a llevar al juicio; la audiencia está agendada para el 28 de noviembre por eso espero que la audiencia del juicio comience en enero. Este ha sido un proceso muy largo y ha sido una pesadilla para mi familia.

Comenzó hace casi dos años cuando la empresa Odebrecht le reveló al gobierno de Estados Unidos que había pagado sobornos en Colombia. Desde ese momento he estado colaborando proactivamente con la justicia, pero mire lo absurdo: soy el único que se atrevió a enfrentar los intereses de Ruta del Sol y de sus socios, Odebrecht y el Grupo Aval; me opuse a que se pagaran las reclamaciones por sobrecostos, pedí la nulidad del contrato del Ruta del Sol, caduqué el contrato de Navelena y sin embargo, de todas las personas que están involucradas en este caso soy el que más cargos tengo.

Tengo 11 cargos y curiosamente los ejecutivos de Odebrecht y del grupo Aval que tuvieron que aprobar o que supieron de los pagos ilegales que se hicieron están libres y, o no tienen cargos o tienen muy pocos cargos. Mientras tanto yo estoy detenido, yo llevo ya 10 meses bajo detención preventiva y estoy esperando que inicie un segundo juicio que es más absurdo que el primero y me temo que la Fiscalía lo quiere utilizar para prolongar mi periodo de detención porque ya se dieron cuenta que el primero lo van a perder, no tienen un caso

RCN Radio: ¿Es cierto que usted está buscando acercamiento con los Estados Unidos, para tratar de irse a ese país, no ve garantías judiciales en Colombia, por qué?

LFA:  Lo primero que quiero que quede muy claro es que no estoy buscando irme del país; si quisiera lo hubiera hecho hace mucho tiempo porque tengo doble ciudadanía y no tengo ninguna restricción de entrada a Estados Unidos.

Tan pronto se supo sobre los sobornos de Odebrecht en Colombia yo rendí testimonio ante la Fiscalía unos días después y le pedí una cita al embajador de Estados Unidos y allí le expresé mi deseo de colaborar en lo que pudiera en esta investigación. Resulta que esta investigación no es solo sobre un delito cometido en Colombia. Aquí parece que también se cometieron delitos en Estados Unidos.

Por ejemplo, el acuerdo entre Odebrecht y el gobierno de Estados Unidos, es precisamente porque se quebraron leyes de lavado de activos en territorio americano. Y como hay un acuerdo entre Odebrecht y el gobierno de Estados Unidos, si Odebrecht no dijo la verdad en ese acuerdo puede haber también una violación de la ley americana.

Por el otro lado el Grupo Aval está sujeto a la supervisión del equivalente de la Superintendencia Financiera porque sus títulos son negociados en la bolsa de Nueva York y también parece que algunos de los sobornos fueron pagados a través de bancos en Estados Unidos, lo cual constituye también un delito por lavado de activos en el sistema americano. Y lo único que yo le he pedido al gobierno de Estados Unidos es que me ayude a asegurar que haya una justicia imparcial en Colombia.

Por ejemplo, el señor fiscal tiene conflicto de intereses muy grandes; él fue abogado de Odebrecht y fue abogado del Grupo Aval y participó directamente en muchas de las decisiones sobre las cuales me están cuestionando. Eso no hace sentido en un sistema de justicia moderno, uno no puede tener a alguien que lo investigue y que lo acuse, que fue parte de los hechos. Por eso hay representantes de la embajada que me están acompañando en las audiencias del juicio.

RCN Radio: Qué impresión le merece que ahora se esté vinculando al exgobernador de Boyacá y actual contralor de Bogotá, Juan Carlos Granados, también por Odebrecht, por presuntamente direccionar dos contratos para que fueran adjudicados a la multinacional brasileña. Uno, la via Duitama-Charalá, y dos, la Vía Otanche-Puerto Boyaca; y cuál fue el papel de la ANI en ese caso.

LFA: No tengo nada que comentar en el caso del doctor Granados. Por lo que entiendo esos son contratos que se hicieron por obra pública. La ANI solo hace contratos de concesión o asociación público-privada y ninguno de esos contratos fueron discutidos conmigo o con la ANI.

Audio

Del caso Odebrecht solo se conocen 25% de sobornos: Luis F. Andrade

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido