La Sala Plena definirá si lo aparta del cargo mientras soluciona su situación jurídica.

Gustavo Malo
El magistrado Gustavo Malo.
Colprensa

Después de muchos aplazamientos, este martes, el magistrado Gustavo Malo Fernández por fin se presentará ante la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia.

En la diligencia judicial, la Corte en pleno definirá si aparta o no del cargo al togado mientras se define su situación jurídica dentro de la investigación que se adelanta por el escándalo del 'cartel de la toga'.

El magistrado había presentado en los últimos tres meses una serie de excusas médicas variadas, entre las que se encontraban un problema de rodilla, estrés y un problema en su espalda.

Malo, quien dejó de asistir a la Corporación desde el pasado 27 de septiembre, ha tenido una licencia no remunerada y cinco incapacidades médicas, además la sala le concedió un permiso por asuntos de salud. 

En ese entonces, el magistrado Malo dio a conocer un dolor en su rodilla izquierda que le impedía asistir a la Corporación. 

“El permiso que solicité en días pasados para la presente semana y que me fue injustamente negado, tenía como finalidad la práctica de unos exámenes médicos,  que no podía anticipar porque sufrí un imprevisto e inesperado golpe en mi rodilla izquierda que intensificó el dolor y agudizó el problema de salud que padezco hace ya más de un año en esa zona de mi cuerpo", precisó en ese momento. 

 

 

El magistrado es investigado en la Comisión de Acusaciones tras las declaraciones del senador Musa Besaile quien aseguró que pagó 2000 millones de pesos al abogado y exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Luis Gustavo Moreno para frenar una orden de captura en su contra en el proceso por ‘parapolítica’ que estaba en el despacho del magistrado desde el 2014.

La Comisión de Acusación estudia si acusa o no al magistrado por los delitos de concierto para delinquir, prevaricato por acción y cohecho propio.

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido