Cargando contenido

Un error en el sistema grabación de Tribunal Superior de Bogotá retrasó la acusación contra la gobernadora de Putumayo.

Mocoa
Colprensa

La noche del 31 de marzo marcó el inicio de la tragedia para los habitantes del municipio de Moca, capital del departamento del Putumayo. Las fuertes lluvias provocaron el desbordamiento de tres ríos; Mocoa, Mulato y Sancoyaco, y la quebrada Taruca, causando la destrucción de todo a su paso. Fueron arrasados 17 barrios de la ciudad.

Se reportaron 332 muertos, 400 heridos y 200 desaparecidos, según cifras oficiales de la Cruz Roja. Las víctimas aún claman justicia, después que la Fiscalía anunciara la imputación de cargos por homicidio culposo contra la gobernadora Sorrel Aroca Rodríguez, por no tomar las medidas necesarias para evitar la tragedia que al parecer estaba anunciada.

En contexto: Mocoa, dos años después de la tragedia

“Existía una evidente situación de peligro, cuyo impacto para la vida de las personas le exigía a la señora Sorrel Aroca como mandataria departamental y responsable de la gestión del riesgo en su territorio, tomar las medidas necesarias para evitar que ese riesgo se concretara”, señala el expediente.

Pero el proceso penal no ha avanzado como quisieran las víctimas. El proceso inició con un tropiezo en la audiencia de imputación de cargos del 11 de diciembre de 2017; un error humano llevó a que la diligencia no quedara totalmente grabada en audio y video y tuvo que repetirse tres meses después, sin la presencia de la gobernadora, quien no asistió por segunda vez a la diligencia.

“Parece ser que hubo una falla técnica, no se sabe compresión la causa, no la conozco, lo que se manifiesta es que la audiencia de imputación que se celebró el 11 de diciembre de 2017 no reposa en los audios, a tal punto que tuvo que ser reconstruida el pasado 22 de febrero de 2018”, dijo Óscar Sierra, uno de los abogados de víctimas.

Lea además: Gobernadora de Putumayo y alcalde de Mocoa, a responder por avalancha que dejó 314 muertos

RCN Radio tuvo acceso al expediente y efectivamente en los registros se lee que el sistema del Tribunal Superior de Bogotá solamente grabó dos horas y 37 minutos de audiencia, cuando esta duro seis horas. Como dice el abogado, la audiencia tuvo que ser reconstruida tres meses después.

Esta falla se produjo por no realizar el test correspondiente, previo al inicio de la audiencia a través del software Cicero con el que se puede certificar que las mismas se culminen de forma exitosa”, dice una comunicación del 25 de enero enviada al magistrado Juan Carlos Garrido.

La gobernadora dijo en los micrófonos de RCN Radio que solo asistió a la audiencia de diciembre. “La imputación que hizo la Fiscalía fue de homicidio culposo y ante el Tribunal Superior me declaré inocente, dado a la integridad en el ejercicio de mis funciones públicas”.

La última diligencia que se ha realizado fue en el mes de diciembre de 2017, sin embargo, tengo un apoderado, quien ha estado pendiente de las diligencias que imagino que se han venido desarrollando dentro del normal proceso para este tipo de asuntos”, aseguró la mandataria departamental, al parecer sin conocer la reconstrucción de la audiencia.

Le puede interesar: JEP desmiente que su dinero haya llegado a las mingas

Un año y tres meses después tampoco se ha realizado la acusación formal ante la Corte Suprema de Justicia, por el cumulo de procesos con que iniciaron las salas de primera instancia, así señala una comunicación de la Corte del 2 de octubre de 2018 que se reiteró el pasado 30 de abril

Debido al cumulo de procesos remitidos, en algunos casos con personas privadas de la libertad, lo que implica asignarles prioridad (…) el proceso se encuentra en turno para fijarle la respectiva fecha para llevar a cabo audiencia de formulación de acusación” … “Me permito informarle que aún no se ha fijado fecha para la referida audiencia”

El abogado hizo un llamado al despacho del magistrado de la Corte, Ramiro Alonso Marín, quien tiene a su cargo el proceso. “Es un llamado para que se proceda con mayor rigor por pare de la administración de justicia, teniendo en cuenta que es un caso que tiene más de 300 víctimas mortales".

 

Fuente

sistema integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido