Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

juez - Martillo -
Ingimage

La Comisión Nacional de Disciplina Judicial, en su sala plena, profirió sentencia condenatoria contra el juez de Penas y Medidas de Seguridad de Florencia (Caquetá), Óscar Enrique Aguirre Perdomo, por haber otorgado ilegalmente el beneficio de prisión domiciliaria a un reconocido narcotraficante. 

La alta corporación consideró que el juez cometió una falta disciplinaria gravísima, al concederle la casa por cárcel al sujeto que fue condenado por transportar y comercializar 412 kilos de clorhidrato de cocaína.

Lea además: JEP prioriza investigaciones por más de 6.400 falsos positivos en seis regiones del país

El magistrado ponente, Julio Andrés Sampedro Arrubla, argumentó que no era procedente que se hubiese aplicado el principio de favorabilidad contra el individuo que ya había sido condenado por el delito de narcotráfico señaló también que el juez Aguirre Perdomo desconoció lo que contempla el Código de Procedimiento Penal y las excepciones que establece para quienes han sido condenados por el delito de narcotráfico. 

"Esta es una de las primeras sentencias que se produce desde la Comisión en cumplimiento del mandato constitucional y por supuesto con la intención de fortalecer la justicia en las regiones", señaló el magistrado Sampedro Arrubla. 

Le puede interesar: El Vaticano podrá despedir a quienes no se vacunen contra la covid-19

En un fallo de segunda instancia, la Comisión Nacional de Disciplina Judicial resolvió un recurso de apelación que interpuso el juez Aguirre Perdomo, aduciendo que no hubo intención ni dolo en haber otorgado el mencionado beneficio al capo del narcotráfico. 

También se consideró que incurrió en un error ético y que además su decisión no se basó en la aplicación de lo que establece la normatividad legal vigente sobre este tipo de casos. 

“La alta Corte concluyó que lo esgrimido por Óscar Enrique Aguirre Perdomo no puede ser recibido por cuanto la imputación del deber ético y funcional consistió en haber contrariado la ley penal, al conceder un beneficio a quien no era viable otorgársele”, señaló la entidad judicial. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.