Cargando contenido

Laude José Fernández es señalado de obtener información ilegal de los sindicalistas de Avianca.

EXCONTRATISTA DE AVIANCA
Laude José Fernández habría pagado para obtener información del sindicato de pilotos.
Colprensa

La jueza 49 con funcion de control de garantías de Bogotá cobijó con detención domiciliaria al exdirector de inteligencia del DAS, Laude José Fernández Arroyo, vinculado con el escándalo por las 'chuzadas' telefónicas a los integrantes de sindicato de Avianca.

"La detención domiciliaria es una medida suficiente para el caso, en el lugar de residencia que ha señalado el indiciado", dijo la juez quien avaló los argumentos presentados por la defensa de Fernández.

En contexto: Pilotos piden revelar destino de la información obtenidas a través de 'chuzadas'

Inmediatamente los abogados que representan a las víctimas, presentaron recurso de reposición en subsidio de apelación, por considerar que el indiciado es un peligro para la sociedad por el poder que tuvo de interceptar las comunicaciones de los trabajadores de Avianca y de dos abogados.

"Consideramos que no es suficiente que cumpla la medida de aseguramiento en su casa, porque ahí podrá tener contacto con sus fuentes y tendrá acceso al celular y a los mismos medios, que utilizó para la comisión de los delitos; no se están protegiendo a los afectados", señaló una de las abogadas de las víctimas. 

Así va el proceso

Laude habría adelantado la interceptación de la línea telefónica del capitán Julián Pinzón -director de Seguridad Aérea y Asuntos Técnicos de la Asociación Colombiana de Aviadores de Avianca (Acdac)- y los abogados Lucio Rubio y Felipe Jaramillo, quienes adelantaban procesos contra el Grupo de Energía de Bogotá.

En la imputación de cargos se reveló que el exfuncionario del organismo de inteligencia fue contactado por Avianca para realizar actividades de inteligencia corporativa y desarrollo de litigios por medio de la empresa BRG Colombia.

En ese momento se le manifestó la preocupación que existía por parte de la aerolínea por las filtraciones sucesivas que se estaban presentando de las decisiones que se tomaban en las juntas y las cuales habían sido conocidas por la prensa, junta directiva e integrantes del sindicato.

En ese momento Laude les señala que una solución efectiva era hacer una auditoría de todos los correos para verificar la información y “una posible fuga”. Sin embargo, esta petición no fue contratada por Avianca.

Sin embargo, se habría tomado la decisión de interceptar unas líneas telefónicas para tener acceso a información directa y detalles.

El primero de diciembre de 2017, cuando se declaró la ilegalidad del paro del sindicato de Avianca, la aerolínea “coincidencialmente” inició el trámite de despidos de los pilotos despidos masivos. Tres días después se ordenó la interceptación de la línea telefónica del capitán Pinzón. 

Lea tambiénLegalizan captura del exdirector del DAS involucrado en "chuzadas"

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido