Cargando contenido

"Brayan" es responsable de al menos siete ataques armados cometidos este año.

alias Brayan
Foto: Policía Nacional

Las autoridades colombianas detuvieron a Vicente Cánticus Pascal, alias "Brayan", considerado como un cabecilla del grupo disidente de las FARC que lidera Walter Patricio Arizala, alias "Guacho", que ha sembrado el terror en la frontera con Ecuador, informó hoy la Policía.

Según las investigaciones, "Brayan" es responsable de al menos siete ataques armados cometidos este año contra integrantes de la fuerza pública y la propia ciudadanía, entre ellos las voladuras de torres de energía que dejaron sin luz a Tumaco (suroeste), detalló la Policía en un comunicado.

También está considerado como el responsable de un ataque contra la estación de Policía del corregimiento (pueblo) La Guayacana, en Tumaco, el pasado 26 de enero, en el que murió el patrullero Reynel Gustavo Jerónimo Cabana, entre otros atentados.

Al parecer, el detenido era responsable de conseguir los insumos químicos para el procesamiento de cocaína en la región fronteriza de Colombia y Ecuador, agregó la información.

También según las primeras investigaciones, "Brayan" obligaba a los campesinos de los corregimiento de Llorente y La Guayacana para que se opusieran a las labores de erradicación y sustitución de cultivos ilícitos y facilitaba las actividades de producción, acopio y tráfico de la droga por rutas internacionales.

La información agregó que había sido delegado por alias "Guacho" para liderar el enfrentamiento con otro grupo criminal conocido como "La Gente del Orden" por el control del narcotráfico en Tumaco, el municipio de Colombia con más hectáreas de coca sembradas.

"Brayan" hizo parte de la antigua guerrilla de las FARC durante diez años y sobre él pesaba una orden de captura por los delitos de "concierto para delinquir agravado" y "tráfico, fabricación o porte de armas de fuego y municiones".

El grupo que lidera "Guacho", autodenominado Frente Oliver Sinisterra, está considerado como el responsable del secuestro y asesinato del equipo periodístico del periódico El Comercio de Quito, así como del rapto de los comerciantes ecuatorianos Vanesa Velasco Pinargote y Oscar Efrén Villacís Gómez, que actualmente se encuentran en su poder.

También se les considera responsables de una oleada de atentados en la provincia ecuatoriana fronteriza de Esmeraldas, en que han muerto cuatro militares y tres decenas han resultado heridos de distinta consideración. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido