Cargando contenido

La Corte Constitucional no se pronunció sobre la demanda contra uno de los artículos del código civil.

Matrimonio
Matrimonio. Imagen de ilustración
Ingimage.

La Sala Plena de la Corte Constitucional no avaló las pretensiones de la demanda contra el artículo del Código civil que obliga a que el divorcio debe ser de mutuo acuerdo, de lo contrario tendrá que ser avalado por un juez.

La demanda buscaba que se eliminara dicho condición para la separación, así la pareja podría divorciarse solo con la voluntad de uno de los dos cónyuges. 

Sin embargo, el alto tribunal se abstuvo de pronunciarse quedando como está actualmente. Es decir que el divorcio sí debe ser de mutuo acuerdo, a menos que un juez establezca que una de las parejas incurrió en uno los motivos establecidos para que se abra paso a la separación. 

Son nueve los motivos que establece la ley para que se dé el divorcio, entre los que se encuentran demostrar las relaciones sexuales extramatrimoniales de uno de los cónyuges; maltrato o trato cruel; que uno de los dos se embriague constantemente o use sustancias alucinógenas o estupefacientes.

Otras causales son enfermedad grave que ponga en peligro la salud mental o física del otro; el injustificado incumplimiento de los deberes como pareja; conductas que lleven a corromper el cónyuge; la separación de cuerpos, por más de dos años y el consentimiento de ambos cónyuges manifestado ante juez competente y reconocido por este mediante sentencia.

La Corte Constitucional no se pronunció porque consideró que los argumentos de la demanda no eran suficientes para declarar inconstitucional la norma. 

Vea también: Top de famosos que sorprendieron al mundo con su divorcio

Andrea del Pilar Rojas, quien radicó la demanda, decía que la norma violaba el derecho al libre desarrollo de la personalidad ya que impone obstáculos a las mujeres y hombres a la hora de enfrentar distintas situaciones con las parejas como la violencia intrafamiliar.

“Afecta el libre desarrollo de la persona, la libertad de las mujeres y hombres de decidir sobre su proyecto de vida, porque si yo no quiero continuar con la persona que vivo, no debería esperar el aval de esa persona para continuar con mi proyecto de vida”, dijo. 

Puntualmente la demanda pedía que se tumbara la expresión ‘ambos cónyuges’ que está en el numeral nueve del artículo demandado, lo cual significaría que la persona pueda “solicitar el divorcio por su propia voluntad sin que concurse la voluntad de ambos cónyuges”. 

Le puede interesar: María Clara Rodríguez se volverá a casar con su esposo, del que se divorció

Rojas decía que la norma también imponía la causal de separación de cuerpos, es decir que cuando no se tengan relaciones íntimas por el término de dos años se da la posibilidad de divorcio, sin embargo esa condición también sería una restricción. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido