Cargando contenido

El exsenador cumple una condena de 14 años de prisión por el ‘carrusel de la contratación’.

IVÁN MORENO ROJAS
El exsenador Iván Moreno Rojas solicitó un permiso de 72 horas para salir de la cárcel.
Colprensa

En manos de la recién creada Sala Especial de Primera Instancias de la Corte Suprema de Justicia quedó el estudio de la solicitud de permiso por 72 horas para salir de la cárcel sin vigilancia presentada por el exsenador Iván Moreno Rojas.

Dicha Sala deberá resolver el recurso de apelación presentado en contra de la decisión del juzgado primero de ejecución de penas y medidas de seguridad de San Gil que negó la petición por considerar que no cumplía con los requisitos que exige la ley.

Lea también: Corte deja en firme condena contra Iván Moreno por 'carrusel de la contratación' 

La Sala de Casación Penal del alto tribunal determinó que la ley estableció que será esta nueva Sala será la encargada de investigar a los aforados constitucionales, hecho por el cual tiene toda la competencia para definir el caso del exsenador del Polo Democrático.

Con ponencia del magistrado Eugenio Fernández Carlier se manifestó que la Sala Especial tiene la competencia para tratar este tipo de casos. “Fácil resulta entonces advertir que la función de juzgar representantes a la Cámara y Senadores fue radicada en una nueva Sala y, por lo tanto, es ésta la que ostenta en la actualidad la calidad de juez natural de conocimiento de los procesos penales adelantados contra parlamentarios”.

Lea además: Iván Moreno renuncia a indemnización en busca de tumbar sanción de la Procuraduría

En este caso, se advierte, Moreno Rojas cuenta con fuero constitucional puesto que fue juzgado y condenado por hechos que realizó cuando fungía como Senador.

Moreno Rojas se encuentra actualmente privado de su libertad en la cárcel de San Gil pagando una condena de 14 años de prisión por su responsabilidad en el ‘carrusel de la contratación’.

Le puede interesar: Iván Moreno reveló denuncias en contra Alejandro Ordoñez y Magistrados

El excongresista fue sentenciado en octubre de 2014 por la Sala Penal por su responsabilidad en los delitos de tráfico de influencias, concusión y celebración de contratos sin el cumplimiento de requisitos legales.

En el fallo se manifiesta que el entonces parlamentario hizo parte de una “empresa criminal” para solicitar millonarias comisiones a contratistas para entregarles contratos de obra vial en Bogotá.

Esto aprovechando que su hermano Samuel Moreno –procesado actualmente por estos hechos- era el Alcalde Mayor de la capital de la República.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido