Cargando contenido

Los testimonios serán insumo dentro de las investigaciones contra los exjefes del secretariado de esa guerrilla.

Luis Eladio Pérez y Óscar Tulio Lizcano, víctima de secuestro de las Farc
Luis Eladio Pérez y Óscar Tulio Lizcano, víctima de secuestro de las Farc
Colprensa

Por primera vez las víctimas de secuestros políticos cometidos por las Farc narraron en la JEP sus experiencias en cautiverio. Los primeros en hacerlo fueron los ex congresistas Luis Eladio Pérez y Oscar Tulio Lizcano.

Con la voz quebrada el exsenador Luis Eladio Pérez, relató por más de una hora los tratos crueles e inhumanos a los que fue sometido durante los casi siete años de secuestro por parte de las Farc. 

“Nadie podía hablar conmigo, no tenía medicamentos, tenía que comer con los dedos porque consideraban que era un elemento peligroso, muchas veces no me daban jabón, la crema dental no existía, caminaba por la selva sin botas, me lavaba los dientes con ceniza", recordó.

En contexto: Políticos y militares que estuvieron secuestrados por Farc, al tablero ante JEP

“Después de la fuga de Jhon Frank Pinchao el castigo fue quitarnos el papel higiénico (...) nos encadenaban a los árboles y nos quitaron las botas para caminar (...) dormir en el suelo, en la selva, nos daban solamente dos plásticos, uno para poner en el suelo y otro para poner en el techo. Había culebras y todo tipo de insectos y ropa permanecía húmeda”, relató el exsenador.

La intención de las Farc era secuestrar políticos para posteriormente canjearlos por guerrilleros presos. En su poder ya tenían a más de 500 militares.

El 'Mono Jojoy' y el canje

Fui el primero que caí en el secuestro de canje, me dijeron que los comandantes querían hablar conmigo, no reaccione a tiempo y esa noche me secuestraron, el Mono Jojoy salió a hablar que si el Congreso no hacía una ley de canje yo no volvería, yo sabía que eso no iba a pasar y esa noche supe que iba a morir", recordó ante los magistrados.

Luis Eladio Pérez relató además que estando en cautiverio sufrió un infarto y no recibió atención médica, por el contrario, alias gafas le propinó “varios puntapies” para que siguiera caminando. 

Lea además: JEP escuchará a Íngrid Betancourt, Sigifredo López y otras víctimas de Farc

Este episodio le trajo serias consecuencia en la actualidad pues hace dos meses tuvo el último de 4 infartos.

Así mismo, criticó la indiferencia del gobierno de la época con los secuestrados. 

“El gobierno de Uribe, prefería que murieran 40 secuestrados a afectar a 45 millones de colombianos (...) en esa época la indiferencia de Colombia fue muy fuerte", aseguró.

El partido Farc y la verdad

Hoy, después de 10 años de hacer recobrado la libertad, Pérez le exige a las Farc que digan la verdad acerca de las caletas y paraísos fiscales con dinero producto del narcotrafico. 

Además, manifestó que los miembros del secretariado de las Farc no han pedido perdón sincero como deberían hacerlo y criticó la forma en la que se llegó al acuerdo de paz con esa guerrilla manifestando que las victimas no fueron el centro del acuerdo 

Que lo hagan con la humildad que el país está esperando, que se comprometan ante la sociedad a que estos hechos no vuelven a suceder y que no se burlen ante las victimas con Lala famosa reparación, engañando, dando lo que no es y guardando lo que seguramente tienen en paraísos fiscales”, puntualizó. 

Le puede interesar: 13 solicitudes de salida del país a exguerrilleros de Farc han sido otorgadas por JEP

Pese a estas críticas Pérez manifestó que confía en la tarea de la Justicia Especial para la Paz, JEP.

“Es la primera y única instancia que tenemos las víctimas y abrigamos la esperanza que está jurisdicción especial avance en la búsqueda de esa verdad”, dijo.

Mis enemigos políticos

Pérez también exhortó a la JEP para que se investigue si enemigos políticos estuvieron detrás de algunos de los secuestros.

“Ojalá que las farc tengan la valencia te de decir que hubo detrás de mi secuestro y el de los demás políticos, porque no me cabe la menor duda de que tuvo que haber intereses aparte de los propios de la guerrilla, seguramente parroquiales y regionales”, aseveró.

Luis Eladio Pérez fue secuestrado por la guerrilla de las Farc en el 2001, y liberado en 2008 por las gestiones del entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez y la exsenadora Piedad Córdoba.

Por su parte, el exrepresentante a la Cámara, Oscar Tulio Lizcano, quien estuvo ocho años en poder de esa guerrilla y logró escapar, recordó que su escape durante los años que estuvo en la selva fueron los libros y su vocación de maestro.

Lea también: JEP, ONU y Procuraduría rechazan proyecto de acto legislativo presentado por uribismo

"Un día decidí darles clase a los árboles. En la selva le quitaba las hojas de los cuadernos y se las pegaba a los árboles con los nombres de mis estudiantes y les daba clase", relato. (...) “acá no vamos a comer de locos y arrancaron las hojas. Lo más duro del secuestro es el desprecio”, contó. 

Dijo además que lo más doloroso fue cuando secuestraron a Juan Carlos, su hijo menor cuando él ya llevaba seis años secuestrado.  Asegura que ya perdonó a sus victimarios.

Ya perdoné a mis carceleros y a los carceleros de mi hijo menor, porque de no perdonar y seguir con odios estaría mentalmente secuestrado toda la vida, ya me liberé”, dijo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido