Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Violencia Intrafamiliar
Referente sobre violencia contra la mujer y feminicidio.
Colprensa

En la madrugada del pasado 24 de marzo, un grupo de policías llegaron hasta el apartamento 501 del conjunto residencial Parques de Primavera en Puente Aranda –sur de Bogotá- tras recibir una llamada en la que se advertía de gritos y llamados de auxilio por parte de las personas que allí habitaban.

Al llegar, los uniformados encontraron los cuerpos de dos niños de siete y diez años de edad tirados en el suelo con heridas de arma blanca. A pocos metros se encontraba un hombre sin signos vitales y con dos puñaladas en su espalda.

En contexto: En tragedia tras riña intrafamiliar mueren un policía y sus dos hijos

Los agentes –quienes fungieron como primeros respondientes- analizaron todo el apartamento para verificar la situación. Mientras que otro grupo inspeccionó el edificio. En el ascensor encontraron a Gloria Ayde Huertas Llano con una bata ensangrentada y signos de violencia en su cuerpo.

En un principio manifestó que se había tratado de un acto de violencia intrafamiliar, revelando que su esposo, un patrullero adscrito a la división de caninos de la Escuela de Carabineros, había agredido a los menores de edad y luego se había quitado la vida.

Las heridas que demostraba habían sido producidas por su pareja sentimental en el marco del forcejeo para que no atacara a sus hijos. Debido a la gravedad del caso, la mujer fue traslada a un centro asistencial para que se le prestara atención de urgencia.

Lea además: Fiscalía acusó formalmente a Gustavo Rugeles por violencia intrafamiliar

Fuentes cercanas al caso le manifestaron a RCN Radio que pese a que en un principio se trató el caso como un suicidio existían muchas incongruencias en la versión de la mujer, situación por la cual iniciaron una revisión minuciosa con la recolección de testimonios y documentos.

La primera sospecha surgió por las heridas que tenía el patrullero de la Policía. Uno de los investigadores consideró que era imposible que él mismo se hubiera provocado esas heridas. Igualmente, se verificaron los antecedentes de la pareja y la situación de violencia intrafamiliar que se habría presentado.

En la recolección de elementos materiales, los investigadores encontraron un chat de Gloria Ayde Huertas Llano enviado la misma noche de los hechos en la que revelaba que había asesinado a su esposo puesto que él “estaba matando a sus hijos”.

Con estas pruebas, se avaló la orden de captura en contra de la mujer quien se encontraba en la Clínica La Paz –que atiende casos psiquiátricos-. La detención se adelantó en al tarde del pasado jueves.

La mujer tendrá que responder por el delito de homicidio agravado. Sin embargo, las fuentes consultadas señalaron que se podía declarar la inimputabilidad debido al diagnóstico psiquiátrico y al cuadro médico que presenta.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.