Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Imágenes de Incendio en CAI San Mateo
Imágenes del incendio en CAI San Mateo, ocurrido el 4 de septiembre.
Twitter @cancinodiegoa

La Procuraduría General llamó la atención a la defensa de uno de los tres policías del CAI de San Mateo en Soacha que responden disciplinariamente por la muerte de ocho internos tras el incendio que se registró el 4 de septiembre del 2020.  

En plena audiencia disciplinaria, el procurador del caso, Herman Rincón, le pidió respeto a los familiares de los internos que murieron en esos hechos después que el abogado Jairo Bulla calificara el hecho como una telenovela

Le puede interesar: Más de 15.000 paneleros en Santander están en crisis por caída en el precio del producto

El procurador advirtió que esa expresión podría lesionar los sentimientos de las víctimas del caso.

“Que se abstenga de hacer manifestaciones que puedan resultar ofensivas para las víctimas de los hechos (…) usted ha hecho referencia a “esta telenovela” como si esos hechos ocurridos en la estación de policía fueran precisamente eso”, manifestó el delegado del organismo de control disciplinario.

En medio de esas audiencias disciplinarias se conocieron varios apartados de testimonios de los internos que sobrevivieron a la conflagración, quienes culparon a los uniformados de no abrirles las puertas para dejarlos salir cuando la estación prendió en llamas.

Lea también: Reportan nuevo caso de trata de persona en el área metropolitana de Bucaramanga

“Me arrinconé, empecé a sentir que me estaba quemando las piernas. Le gritamos al custodio que nos abriera, que nos estábamos quemando y la contestación de él fue ´pues quémense’ mostrando las llaves”, señala uno de los testimonios recolectados.

Otro recluso contó que la celda era de 2,50 por 3 metros aproximadamente y sus compañeros de celda iniciaron el amotinamiento en protesta por la suspensión de visitas, según contó, prendieron pedazos de colchón y el fuego no se pudo controlar.

“Don Jesús entró en pánico, cogió una cobija a apagar el fuego y ahí se prendió todo. Empecé a saltar y por eso solo me queme la espalda, pero el humo me desmayo y cuando desperté estaba en el hospital”, dijo otro testigo.

Los policías que responden por los hechos fueron identificados como el teniente César Augusto Martínez Fernández, al subteniente Aleida del Pilar González Quiroz y al patrullero Jorge Eliécer Suárez Orduz

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.