Tres integrantes de la Policía de Ecuador dieron la orden para que se ejecutara el secuestro.

Por solicitud de la Fiscalía General, fueron dictadas órdenes de captura contra tres personas señaladas de ser las determinadoras del secuestro del exasambleísta y publicista ecuatoriano, Fernando Marcelo Balda Flores, ocurrido el 13 de agosto de 2012, en el norte de Bogotá.

Esta investigación hace parte de un trabajo coordinado entre la Fiscalías de Colombia y Ecuador que condujo a la posibilidad de individualizar a los autores de este secuestro.

Las órdenes judiciales recaen sobre Jéssica Falcón Querido, Jorge Armando Espinoza Méndez y Luis Raúl Chicaiza Fuentes, integrantes de la Policía de Ecuador.

Según las pruebas, estas personas habrían ordenado la retención del político y supuestamente contactaron a un grupo criminal en Colombia para que se encargara de ejecutar el secuestro.

Los policías activos Falcón Querido y Espinoza Méndez fueron capturados por las autoridades ecuatorianas y se intensificaron los operativos para buscar al tercer sospechoso, quien tendría relación con las agencias de inteligencia en su país y ya fue separado del cargo.

La Fiscalía General señaló que avanzará en los trámites necesarios para que los capturados sean imputados por el delito de secuestro simple.

Fernando Marcelo Balda fue retenido la noche del lunes 13 de agosto de 2012, en el barrio Cedritos, en Bogotá, luego de que cuatro hombres evitaron que el político ingresara a un edificio y lo obligaron a subir a una camioneta de gama alta, con rumbo desconocido.

La red de taxistas de la ciudad persiguió a los delincuentes y alertó a la Policía Nacional, que frustró el secuestro y detuvo a los integrantes de la red criminal.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido