Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Deberá pagar 61 meses de prisión domiciliaria
Cortesía: Comunicaciones Gobernación del Cesar

En fallo de segunda instancia, la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia decidió tumbar la sentencia que condenó a cinco años de prisión al suspendido gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, por delitos electorales.

La decisión del alto tribunal se toma después de revisar la condena emitida en julio por la Sala de Primera instancia de la Corte.

Lea además: Edad de retiro forzoso no aplica para la junta directiva del Banco de Republica: Corte

Monsalve Gnecco fue procesado porque en su campaña política en el 2011 se habría comprometido a no desalojar a 800 personas que invadían un predio en Valledupar a cambio de votos a su favor para llegar a la Gobernación para el periodo 2012-2015.

En el fallo de primera instancia la Sala había señalado que al comprar votos a su favor el Gobernador había afectado la autonomía de los electores y los mecanismos de participación democrática que están en la Constitución.

Con esta decisión, Monsalvo Gnecco podrá quedar libre y seguir en su cargo de Gobernador.

Le puede interesar: Corte Suprema envía a Tribunal de Bogotá desacato contra Mindefensa por fallo de marchas

Además, no tendría que pagar la millonaria multa que le impuso la condena que hoy se cae, que rodeaba los 301,58 salarios mínimos legales vigentes. 

Actualmente Monsalvo enfrenta un proceso disciplinario en la Procuraduría por denuncias de presuntas irregularidades en la adquisición de mercados destinados a familias vulnerables en época de pandemia por COVID-19.

En medio de esa investigación disciplinaria, la Procuraduría solicitó suspender la liquidación de 37 contratos por más de 14 mil millones de pesos para ayudas por la COVID-19.

Esos contratos se firmaron para la adquisición de 88.700 kits de mercados, abarrotes y tarjetas o bonos para atender la emergencia sanitaria.

En esa investigación la Procuraduría comprobó que las fundaciones para el Desarrollo Social de los Colombianos, Visión Caribe, Por un Vivir Mejor, y Abiezer del César, “que tuvieron a su cargo la ejecución de cinco contratos para la entrega de 20.900 kits de mercado por más de $2.600 millones se encuentran hoy desocupadas o funcionan en casas de familia”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.