Cargando contenido

La Fiscalía continúa con los operativos en las sedes de Supercundi.

SUPERCUNDI

La Fiscalía General intensificó las labores para terminar de ejecutar las diligencias de embargo de los locales comerciales que hacen parte de la supuesta red de supermercados cuyos propietarios son señalados de ser testaferros de la guerrilla de las Farc.

Fuentes judiciales señalaron que en desarrollo de las diligencias de allanamiento y ocupación fueron decomisados armas, granadas y dinero que se encontraba camuflado en cajas de frutas y otros productos que estaban listos para ser trasladados en camiones.

Como lo informó en primcia RCN Radio, esto operativos se han centrado en la cadena de Supermercados SuperCundi, Merkandrea y Mercafusa, que suman 60 locales comerciales en Bogotá, Cundinamarca (Chía, Cota, Fusagasugá, Facatativá, Girardot, La Calera, Madrid, Mosquera, Silvania, Soacha, Tibacuy, Tocaima y Villeta), Tolima (Espinal, Lérida, Melgar y Saldaña) y Quindío(Armenia y Calarcá).

El ente investigador también va tras los bienes de los dueños y socios de estos establecimientos comerciales. Hasta la fecha las autoridades han identificado casas de recreo en los llanos orientales, semovientes y sociedades comerciales valorados en más 650 millones de pesos.

La Fiscalía judicializa a tres de los cuatro hermanos Mora Urrea quien fueron capturados como propietarios de esta red de supermercados, sindicados de ser colaboradores y testaferros de la guerrilla de las Farc.

Testigos clave

La Fiscaía General señaló que para destapar los nombres de estas primeras empresas que estaban al servicio de las Farc fueron determinantes  los testimonios de desmovilizados de la antigua guerrilla.

Esas declaraciones ante los investigadores han permitido a la Fiscalía  identificar una red de testaferros de las Farc que remonta sus orígenes a la antigua zona de distensión del Caguán.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido