Cargando contenido

Castellanos es investigado por presuntamente recibir coimas a cambio de información reservada alias El Mellizo.

Eduardo Cstellanos

El Tribunal Superior de Bogotá dictó medida de aseguramiento y ordenó enviar a prisión al magistrado de Justicia y Paz, Eduardo Castellanos Roso, sindicado de supuestamente favorecer al exjefe paramilitar Miguel Ángel Mejia Munera, alias ‘El Mellizo’.

La decisión fue adoptada tras acoger la petición de la Fiscalía que sustentó la medida en todo un arsenal de pruebas, entre ellas chats  de celular, las declaraciones de testigos y hasta una carta escrita por el exjefe paramilitar alias El Mellizo, que supuestamente incriminan al magistrado Castellanos Rosso.

La Fiscalía afirmó que son evidencias contundentes que demostrarían la responsabilidad del magistrado Castellanos en los delitos de revelación de secreto, cohecho propio y soborno.

Más informaciónCorte cita a Martha Zamora para precluir proceso por captura de Sigifredo López

De  acuerdo con la Fiscalía, el magistrado Castellanos presuntamente le pidió dinero al exjefe paramilitar Miguel Ángel Mejía Múnera, alias ‘El Mellizo’, a cambio de entregarle información reservada del proceso judicial que se adelantaba en su contra.

Según el fiscal del caso, Castellanos Roso era desde varios años atrás amigo del abogado Marco Tulio Quintero, quien defendía a alias ‘El Mellizo’ y valiéndose de esa cercanía el magistrado le informó al jurista sobre las decisiones que se tomaban en el marco de las investigaciones contra el exjefe paramilitar. 

La Fiscalía también indicó que el magistrado Castellanos es autor del delito de soborno porque ofreció y entregó sumas de entre tres y diez millones de pesos al abogado Quintero, a cambio de que no confesara su autoría en las actuaciones irregulares cometidas.

Grabaciones

El fiscal del caso dijo que los peritos tiene en su poder largas horas de grabaciones contenidas en una grabadora entregada a la Fiscalía por el abogado Quintero, que serviría para demostrar  los sobornos que supuestamente le hizo el magistrado para que no lo incriminara ante las autoridades.

De interésJair Torres Díaz, el juez que lloró tras enviar a la cárcel a corruptos de San Andrés

“El objetivo de los sobornos ofrecidos por usted, magistrado Castellanos, era que el abogado Quintero no lo involucrara en sus interrogatorios programados ante la Fiscalía”, dijo el fiscal del caso.

Chats de Celular

De igual forma dijo que tiene en su poder toda una serie de chats de celular del teléfono del abogado Quintero que, entre otros aspectos, demostrarían las constantes conversaciones para pactar las entregas  de los dineros y la información relacionada con el caso de 'El Mellizo'. 

El fiscal del caso indicó que el magistrado recibió por parte de 'El Mellizo' un total de 50 mil dólares (en tres entregas), como coimas a cambio de que le suministrara información reservada del proceso de legalización de los cargos en Justicia y Paz.

“La primera se hizo en un restaurante de la carrera Séptima y le entregaron 20 mil dólares. La segunda entrega fue por el mismo valor y se hizo dentro del vehículo de Quintero. Los diez mil dólares restantes también fueron allegados dentro del mismo automotor”, relató el fiscal del caso. 

Testigos y la carta de 'El Mellizo' 

Dentro de las pruebas se encuentran los interrogatorios rendidos por Quintero Quintero Cano y una carta escrita por el propio ‘Mellizo’. 

Según la Fiscalía, hay una carta en la que el exparamilitar le explica al magistrado del Tribunal de Justicia y Paz que ese dinero se envía “sin ningún compromiso” para que lo ayudara a sacar varios temas relevantes.

El investigador planteó que otra prueba de las actuaciones irregulares del magistrado es que en repetidas ocasiones aplazó sin justa causa, a petición de la defensa, varias de las audiencias programadas contra alias El Mellizo.

Videos

Adicionalmente, el abogado Quintero dijo que le ofreció suntuosas atenciones a Castellanos Roso, todo por cuenta de dineros del 'Mellizo'. 

Igualmente la Fiscalía indicó que cuenta con registros fílmicos del 19 de julio pasado, cerca a una empresa de telefonía en Bogotá donde aparece el magistrado, supuestamente, ingresando para comprarle al abogado Quintero un celular para evitar riesgo de seguimientos y poder hablar con más seguridad.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido