Cargando contenido

La procesada siempre intentó ocultar su embarazo a sus familiares.

Bebé
Imagen de referencia.
Foto: RCN Radio.

Marinela Carrasquilla Restrepo fue cobijada con medida de aseguramiento en centro carcelario por su presunta responsabilidad en el homicidio de sus dos hijos recién nacidos. Los hechos se presentaron el pasado 20 de julio en zona rural del municipio de Angostura (Antioquia).

La investigación se inició después que una persona llamara de manera anónima al centro hospitalario del municipio en el que se revelaba que una mujer que habitaba en la vereda Pajarito pretendía asesinar a su hijo cuando naciera.

Lea además: Pleito entre Kika Nieto y 'Las Igualadas' lo definirá la Corte Constitucional

Debido a esto, los funcionarios de diferentes entidades judiciales y de salud se desplazaron hacia ese lugar. En ese lugar encontraron a la mujer en grave estado de salud, hecho por el cual se adelantó su remisión a un centro asistencial. Pese a la hemorragia que presentaba, Marinela Carrasquilla insistía no estar embarazada.

Pocas horas después, el padre de la mujer le manifestó a las autoridades que había encontrado a los dos bebés muertos en la vivienda. En el informe le señaló que uno de ellos estaba encerrado bajo la cama y otro se encontraba dentro de una caja.

Lea también: Hasta una fundación para niños de bajos recursos creó organización de lavado de activos

Los cadáveres estaban en estado de descomposición. Para tratar de ocultar su embarazo, la ahora procesada le manifestaba a sus familiares que tenía una serie de tumores que le hacían crecer el vientre.

En la investigación se tuvo en cuenta el reporte de Medicina Legal que concluyó que los dos niños nacieron sin ningún tipo de complicación, pero debido a la ruptura abrupta del cordón umbilical y la falta de atención médica los menores murieron desangrados.

En la audiencia de imputación de cargos la mujer se declaró inocente del delito de homicidio agravado.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido