Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Francisco y Catalina Uribe Noguera
Francisco y Catalina Uribe Noguera son señalados de haber ocultado pruebas a favor de su hermano, el asesinado Rafael Uribe Noguera
Colprensa

Para las siete de la mañana de este viernes está programada la audiencia en la que se conocerá el sentido del fallo en el proceso que se adelantó contra Francisco y Catalina Uribe Noguiera por presuntamente ocultarle a las autoridades el paradero de la niña Yuliana Samboní quien había sido raptada en la tarde del 5 de diciembre por su hermano Rafael.

Después de un año y medio de juicio, el funcionario judicial emitirá una decisión de fondo, es decir si son inocentes o culpables. En el proceso penal se escucharon una decena de testigos, entre los que se resaltan agentes del Gaula de la Policía que conocieron la denuncia por el secuestro de la niña de siete años, investigadores y analistas internacionales.

Lea además: Procuraduría pidió absolver a los hermanos Uribe Noguera

Igualmente se escuchó la declaración bajo juramento de Rafael Uribe Noguera desde la cárcel de Valledupar donde se encuentra cumpliendo una pena de 58 años de prisión por los delitos de tentativa de homicidio, acceso carnal abusivo y secuestro. Así como las declaraciones de los mismos procesados, un hecho poco común en este tipo de procesos.

Proceso contra los hermanos Uribe Noguera

Los Uribe Noguera, quienes siempre han manifestado que son inocentes, fueron acusados por la Fiscalía General de omitirle información a las autoridades que buscaban desesperadamente a la niña pese a que sabían que había sido llevada al edificio Equus 66, donde vivía Rafael.

Lea también: Por tentativa de homicidio procesarían a hombre que arrolló a conductor de Sitp

Sin embargo, ante las llamadas insistentes de los agentes aseguraban que seguían buscándolo lo que –según la Fiscalía General- afectó gravemente el curso de la investigación. No fue hasta que convencieron a Rafael Uribe de ir a una clínica psiquiátrica para que fuera internado no le dieron el dato a las autoridades de donde estaba la camioneta en la que había sido raptada la menor.

Debido a esto la delegada del ente investigador solicitó formalmente que se condene a los hermanos Uribe Noguera al considerar que ocultaron información vital para proteger a su hermano, reseñando que pese a tener contacto con él personalmente y ver el zapato de la niña no le avisaron a tiempo a las autoridades.

Para seguir ocultando información, los hermanos Uribe Noguera borraron los chats y los archivos que estaban en el teléfono de Rafael. Igualmente tomaron una decisión de fondo frente a sus celulares personales. 

Le puede interesar: Madre del autor del tiroteo de Texas había alertado a Policía sobre arma de su hijo

Por su parte, la Procuraduría General pidió emitir fallo absolutorio al resaltar que en efecto Francisco y Catalina Uribe Noguera le informaron siempre a las autoridades sobre su ubicación y la búsqueda que estaban haciendo de su hermano, aclarando que advirtieron cuando encontraron la camioneta.

En este punto recalcó que "para el Ministerio Público si resulta cierto que había una urgencia de salud en Rafael Uribe, que provenía de una mezcla de estupefacientes (cocaína)", lo que se puede evidenciar en los informes de los investigadores, por lo que en ese momento -pese a todo lo que estaba pasando- era necesario proteger la dignidad humana del arquitecto.

Finalmente hizo un llamado de atecnión por las irregularidades que se habrían presentado a la hora de revisar los celulares incautados de los dos procesados y recolectar la información que estaba en los mismos. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.