Cargando contenido

Según la magistrada Patricia Linares, de ser necesario se podrían llegar a practicar pruebas en torno a este caso.

Jesús Santrich
Jesús Santrich
Foto: Colprensa-Luisa González

La presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz, Patricia Linares, dejó en claro que el estudio que realizará la JEP para definir si asume el caso de Jesús Santrich - requerido en extradición por Estados Unidos por cargos de narcotráfico -  no es un asunto de trámite sino que se trata de un proceso judicial. 

"Es una actuación judicial (...) se deberá revisar y verificar si las conductas que sirven de soporte a una solicitud de este tipo fueron cometidas antes del 1 de diciembre de 2016. La sección si lo considera incluso puede llegar a practicar pruebas", dijo la magistrada Linares.

Esta declaración la entregó la magistrada Linares a RCN Radio a propósito del concepto que se espera emita próximamente la JEP en torno a si el proceso por la supuesta conspiración para exportar diez toneladas de cocaína a los Estados Unidos que se le atribuye a Santrich, puede o no ser de su conocimiento.

Asimismo, precisó que si en este caso la JEP verifica que los hechos fueron cometidos después del 1 de diciembre de 2016 el caso será remitido a la justicia ordinaria.

De igual forma, precisó que en este caso debe cumplirse con un trámite rogatorio, por parte de la Fiscalía u otro de los interesados  en el proceso en la que se solicite iniciar  el análisis de este expediente.

En torno a este caso, la Fiscalía reveló que tanto ese organismo como la justicia norteamericana tienen en su poder centenares de horas de interceptaciones telefónicas, videos y fotografías que demostrarían la responsabilidad del ex líder de las antiguas Farc, Jesús Santrich, con un acuerdo para exportar 10 toneladas de cocaína al Cartel del Sinaloa.

(Estas son las pruebas de la Fiscalía contra Jesús Santrich)

De acuerdo con el proceso que adelanta el Gran Jurado de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, los hechos materia de investigación habrían ocurrido a partir del mes de junio de 2017 y hasta abril de 2018, relacionados con un acuerdo para enviar esta droga hacia los Estados Unidos , en un valor en el mercado negro que asciende a más de 300 millones de dólares.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido