Cargando contenido

Los contratos tuvieron un costo de más de 4.500 millones de pesos y se habrían pagado coimas por más de 450 millones.

Protesta contra la corrupción en Colombia
Un manifestante que llevaba una máscara ofrece dinero pretendiendo ser una persona corrupta, durante una marcha contra la corrupción en el gobierno, adelantada en la ciudad de Cali.
AFP

La Fiscalía dejó en evidencia una serie de irregularidades en millonarios contratos de obra de reforzamiento estructural y obras complementarias en la Clínica Fray Bartolomé de las Casas, en Bogotá.

De acuerdo con las investigaciones se trata de contratos que tuvieron un costo de más de 4.500 millones de pesos, y se presentaron pagos de coimas por más de 450 millones.

Ante los graves hechos, fueron citados a imputación de cargos el exgerente del Hospital Simón Bolívar, Héctor Lemus Montañez, y otros interventores de obras.

Le puede interesar: La corrupción le ha robado un billón de pesos a la salud: Fiscalía

También le fueron formulados cargos por el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y cohecho impropio a Gustavo Burgos Ramírez, exjefe de planeación del hospital Simón Bolívar. 

Las anomalías detectadas habrían ocurrido entre 2006 y 2009, y tienen que ver con el supuesto direccionamiento del proceso de contratación con incumplimiento de sus requisitos legales esenciales”, indicó la Fiscalía.

Los elementos de prueba recolectados por la Fiscalía conllevarían a demostrar que el desvío de recursos públicos fue a parar a los bolsillos del entonces gerente del hospital Simón Bolívar por concepto del pago de una supuesta comisión.

Lea también: Denuncian irregularidades en contrato que pretendía remodelar 10 centros de salud.

El Fiscal del caso explicó que el 19 de julio de 2006, el Fondo Financiero Distrital de Salud de Bogotá firmó el comodato 622 con el Hospital Simón Bolívar, a través del cual entregó el inmueble de la Clínica Fray Bartolomé de las Casas para que realizara las adecuaciones estructurales necesarias y garantizara el funcionamiento al público.

Sin embargo, se estableció que el entonces gerente del Hospital Simón Bolívar, Héctor Lemus Montañez, realizó contratos de obra e interventoría, por los cuales se habrían pagado sobornos equivalentes al 10% del valor total de los contratos, es decir, aproximadamente 459 millones de pesos.

Igualmente, la Fiscalía determinó un claro incumplimiento en la ejecución de las obras que debían ser entregadas en 10 meses, pero fueron culminadas en 20 meses.

Asimismo, se descubrió que los contratos presuntamente fueron redireccionados a una empresa que, al parecer, no cumplía con los requisitos legales.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido