Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Edwin Besaile, gobernador de Córdoba.
Edwin Besaile, gobernador de Córdoba.
Colprensa

La Fiscalía General de la Nación acusó formalmente al exgobernador de Córdoba, Edwin Besaile, ante la Corte Suprema de Justicia, por el escándalo de corrupción conocido como ‘el cartel de la hemofilia’.

Córdoba deberá afrontar un juicio penal ante la Sala de primera instancia de ese tribunal, por los delitos de peculado y concierto para delinquir en provecho propio y de terceros agravado.

Lea además: Aumentan denuncias por congestión judicial y presuntos maltratos en la Fiscalía

En ese sentido, la Fiscalía aseguró que tiene pruebas que señalan a Besaile como uno de los responsables del entramando de corrupción que pactó dineros a la IPS San José de la Sabana, por la atención de pacientes con la enfermedad de hemofilia que nunca existieron.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, el robo de dineros al departamento inició con una 'alianza criminal' entre el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons y el entonces senador Musa Besaile, para quedarse con dineros que entraban al departamento por concepto de regalías y salud.

“Especialmente por recobros de presuntos servicios No Pos a pacientes pobres no afiliados, supuestamente afectados por la enfermedad o trastorno de hemofilia”, dice uno de los apartes del escrito de acusación.

Según la Fiscalía, "para continuar con ese desangre al departamento, pactaron apoyar económicamente la campaña de Edwin José Besaile Fayad a la Gobernación, para el periodo 2016-2019”.

Le puede interesar: Revelan cartel de los violadores más buscados en Colombia

Lo anterior se habría dado a cambio de que Musa Besaile se comprometiera a “garantizar cuotas burocráticas y la continuidad en la obtención de comisiones ilegales, especialmente por los referidos conceptos de regalías y hemofilia”. 

Cabe mencionar que por esos mismos hechos, la Procuraduría General de la Nación suspendió al exfuncionario para ejercer cargos públicos por once meses. Sin embargo, en esa decisión se aclaró que se le descontarían seis meses que ya ha cumplido, por lo que solo terminará pagando cinco meses representados en dinero.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.