Cargando contenido

Coincidieron que el delito imputado no reconoce una violación, sino un acto sexual consentido por la víctima.

Embera Chamí
RCN Radio

En toda una polémica se ha convertido la imputación de cargos que hizo la Fiscalía General de la Nación a los siete militares quienes aceptaron haber abusado sexualmente de una menor indígena de la comunidad embera chamí, en el departamento de Risaralda.

En un comunicado, la Fiscalía dijo que se imputó el delito de acceso carnal abusivo agravado en menor de 14 años, que de acuerdo con varios expertos se da cuando la víctima consiente o acepta la relación sexual.

“Como si la niña embera hubiese dado su consentimiento para tener relaciones sexuales (…) no fue un abuso, no fue un desliz con una niña de la cual no sabían cuántos años tenía. Es indignante porque no están reconociendo que hubo violación”, dijo Viviana Benavidez del colectivo Derecho Vivo Abogadas.

La experta señaló que este no es el típico caso de una menor de 14 años que tiene novio mayor de edad y tienen relaciones sexuales, tras advertir que "en esos casos se entiende que el consentimiento es viciado por la inmadurez de la niña y el Estado protege a los niños menores de 14 años, de adultos que quieren tener relaciones sexuales con ellos". 

En contexto: [Video] Estos son los soldados que violaron a niña emberá

Por su parte, abogados en derecho penal aseguran que la Fiscalía debió imputar el delito de acceso carnal violento agravado, que se da cuando no hay ningún tipo de consentimiento y la víctima es obligada a tener la relación sexual, como habría sucedido en el caso de abuso de la menor indígena.

El abogado experto en derecho penal, Óscar Sierra Fajardo, señaló que tras esa imputación de la Fiscalía, en un futuro los jueces podrían tumbar esa diligencia contra los militares y dejarlos en libertad.

“La víctima desde ningún punto de vista consintió los vejámenes y atrocidades sexuales. Si bien es cierto que hay aceptación de cargos, viene ahora una discusión en torno a si un juez dictara sentencia conforme esa aceptación, o puede invalidarla si considera que las pruebas no correspondían a ese tipo penal imputado”, dijo.

La Fiscalía argumentó que el delito se imputó conforme a las pruebas recolectadas y que es agravado, pero los expertos explican que la agravación se da porque la niña violentada es menor de 14 años.

Lea también: "No sólo la violaron, también la amenazaron y tenemos miedo": hermana de menor abusada

En las últimas horas se han conocido detalles sobre ese caso ocurrido el 22 de junio en el corregimiento de Santa Cecilia en Risaralda. La hermana de la menor indígena víctima le contó a la revista Semana que “la cogieron a la fuerza, le taparon la boca y no le dejaron gritar. Entonces ella bregaba y después la cogieron otra vez, y otro soldado la cogió otra vez a la fuerza y la violaron allá”.

Ese relató daría cuenta que la relación sexual no fue consentida como lo estipula el delito imputado por la Fiscalía a los militares, quienes se encuentran recluidos en una guarnición militar de esa región del país.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido