Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El procesado aceptó los cargos, reveló la Fiscalía General de la Nación.
Arma incautada.
Foto archivo

Crece la polémica en el caso de los dos presuntos ladrones que murieron a manos de un expolicía mientras almorzaban en un restaurante ubicado en la localidad de Antonio Nariño, al sur de la capital del país. 

Según las autoridades, uno de los presuntos asaltantes se encontró de frente con el uniformado, quien reaccionó disparándole con un arma de fuego, la cual contaba con el salvoconducto correspondiente, al igual que a otro presunto delincuente que estaba en una motocicleta.

Expertos penalistas han debatido sobre la actuación del exuniformado y si este sería un caso de defensa propia, o si por el contrario, debería ser juzgado por homicidio.  

Le puede interesar: Fiscal Angélica Monsalve a juicio por 'carrusel de los carros blindados' en la UNP

El abogado, Francisco Bernate, aseguró que el hecho no es una legítima defensa, porque "el ciudadano reacciona cuando los ladrones ya habían salido del establecimiento y agregó que no hay una agresión actual o inminente". Dijo que su reacción es desproporcionada.  

Por su parte, Diego Henao, abogado penalista de la firma Páez Martín, afirmó que sí se puede considerar un caso de legítima defensa.

"Revisado los videos podemos determinar que efectivamente se dan los presupuestos para la legítima defensa, hay inminencia, se está protegiendo un bien jurídico tutelado como es la vida y no solo la propia de la víctima, además la de su entorno, la de la comunidad y hay que tener en cuenta que dentro de las dos armas de fuego que se presentan en estos hechos pues una tiene salvoconducto y la otra tiene un prontuario criminal", enfatizó Henao.

Además, el abogado enfatizó en que el exuniformado cuenta con un entrenamiento por parte de la Policía Nacional, siendo natural que reaccione de esa manera, "hay inminencia, hay proporcionalidad y se está protegiendo un bien jurídico tutelado como la vida, la propia y la de la comunidad, por consiguiente, considero que sí hay una legítima defensa". 

Le puede interesar: Fiscalía pide drástica condena contra la madre de la niña Sara Sofía Galván por su desaparición forzada

Cabe destacar que el concejal de Bogotá, Ángelo Schiavenato, argumentó que la legítima defensa podría eximir al ciudadano de problemas legales derivados de sus acciones, citando disposiciones del Código Penal que respaldan esta defensa.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.