Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Los Nule implicados en el carrusel de los contratos
Los Nule implicados en el carrusel de los contratos.
Foto: Colprensa

El juez primero especializado de Bogotá avaló la extinción de dominio de los bienes de los primos Miguel, Manuel y Guido Nule en los Estados Unidos, y que aproximadamente están avaluados en 6.000 millones de pesos.

El despacho judicial legalizó las medidas cautelares impuestas por la Fiscalía a bienes vinculados a los empresarios, condenados por el escándalo del 'carrusel de la contratación' en Bogotá. 

Estas propiedades, según el ente investigador habrían sido adquiridos de manera ilegal con los dineros públicos que se apropiaron en el sonado caso de corrupción.  

“El proceso de extinción de dominio cuenta con elementos de juicio para establecer con probabilidad que los miembros de la familia Nule ejecutaron actividades ilícitas y que al parecer se apropiaron de recursos públicos que les permitieron adquirir bienes que por lo tanto tienen un origen ilícito, o que representan un valor equivalente a bienes producto directo o indirecto de esa actividad ilícita”, afirmó el juez al acoger los argumentos de la Fiscalía.

Se trata de dos inmuebles ubicados en el Estado de Florida (EE.UU.), los cuales estarían avaluados por $6.000 millones, valor que sería equivalente a lo que se apropiaron del erario.

Los bienes 

El primer bien es un lujoso apartamento, ubicado en el condado de Miami-Dade, con estacionamiento y garaje, el cual aparece a nombre de Rina Cecilia Mendoza, quien sería la cónyuge de Miguel Eduardo Nule. El bien tendría un valor cercano al millón de dólares.

El segundo es un apartamento ubicado en el Country Club Drive en el condado de Miami-Dade, el cual estaría avaluado en un millón de dólares y pertenece a Guido Alberto Nule y su esposa Adriana Mancini Posada.

Los hermanos Miguel Eduardo Nule Velilla, Manuel Francisco Nule Velilla, su primo Guido Alberto Nule Marino y su cuñado Mauricio Galofre Amín, fueron condenados a 19 años y cinco meses de prisión por el delito de peculado por apropiación, además de una condena de 8 años y 6 meses de prisión por los delitos de concierto para delinquir, cohecho por dar u ofrecer, falsedad en documento privado y fraude procesal.

Carrusel de la contratación

Este escándalo de corrupción catalogado como uno de los más grandes en la historia de Bogotá, se registró durante la administración del exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas en 2010, en medio de la licitación por la tercera fase de TransMilenio que comprendía la calle 26. El contrato fue adjudicado al Grupo Nule, quienes recibieron anticipos por las obras que nunca ejecutaron y terminaron generando afectaciones directas en la ciudad ante el retraso de las obras.

Cuando se iba destapando el escándalo, se fueron viendo involucrados el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y salieron a flote los nombres del empresario Julio Gómez y Emilio Tapia. De allí se comenzaron a destapar más hechos de corrupción que involucraban a los Nule, quienes se estaban apropiando de la mayoría de contratos de obras en la ciudad.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.