Según las denuncias, habría embaucado a  víctimas en seis departamentos y a otras en Ecuador, Chile, Perú y Bolivia.

Juez
Ingimage

Un juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento y ordenó enviar a prisión de José Fernando Mosquera, de 37 años de edad, quien simulaba ser sacerdote cuando estafó a 45 personas en varias regiones del país.

La Fiscalía estableció que el falso sacerdote solía identificarse como Sebastián Dlafountinne Duppond y presuntamente usaba siempre las mismas maniobras engañosas con sus víctimas, ante las cuales se presentaba como religioso para ganar su confianza y apropiarse de sus pertenencias.

De igual forma, se determinó por parte de los agentes de policía judicial  que Mosquera nunca perteneció a la Arquidiócesis de Ibagué, como decía.

De acuerdo con las investigaciones, se encontró que el falso sacerdote realizó estafas en no menos de 10 municipios ya que se tienen registros  de denuncias en los departamentos de Tolima, Huila, Quindío, Valle del Cauca, Cundinamarca y Antioquia.

Los investigadores también cuentan con información que señala que el falso sacerdote habría cometido otra serie de delitos en otros países como Ecuador, Chile, Perú y Bolivia.

Durante la audiencia de imputación de cargos la Fiscalía sindicó a Mosquera de ser autor de  los delitos de estafa agravada en concurso homogéneo sucesivo y hurto agravado.

Por disposición del juzgado, el falso sacerdote fue recluido en el complejo carcelario y penitenciario Coiba Picaleña de Ibagué.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido